Quierete mucho!

Muchas familias, pero en concreto se escucha más en una mujer, la frase de estoy estresada, mis hijos me estresan… en realidad el estrés es una palabra que se utiliza para todo o casi todo lo relacionado con la insatisfacción. Hay muchos libros e investigaciones que hablan de ello pero casi siempre terminamos derivando el problema y la cura a los medicamentos.

En este post te doy algunas pautas para remediar, evitar y no prolongar el estrés:

  • Practica el HUG: En América es una forma de saludarse que consiste en abrazar a las personas que quieres cuando las saludas. Hay muchos estudios que indican que es una buena practica para liberarte y producir oxitocina (hormona del apego al otro y el bienestar).
  • Hazte MASAJES habitualmente. Ayudan a coger confianza y eliminar malas vibraciones.
  • SONRÍE a menudo. Las personas que sonríen de corazón muestran felicidad y producen buen rollo entre las personas de su alrededor.
  • Aprende a LIBERARTE mentalmente. Dedícate unos minutos al día, en soledad, y elimina de la manera que mejor te venga, de las tensiones y de las preocupaciones. No es fácil pero hazlo antes de entrar en la cama.
  • Di NO. Si estas demansiado cansada/o aprende a rechazar una invitación. Si no quieres coger el teléfono no lo hagas, aprende a desconectar.
  • ENFRÉNTATE cuanto antes a la realidad. A veces el miedo nos impide avanzar en una decisión importante. Se realista y afronta tus deseos. El hecho de reprimirte provoca estrés. No pienses en los demás. Tu eres el protagonista de tu vida.
  • Cultiva la FELICIDAD. Sabemos que ésta es un estado de ánimo y por eso es la suma y el complemento de todas las acciones anteriores. Cultivala para después gozarla. Solo se vive una vez.

 

La ansiedad es un estado mental que genera mucha inquietud e inseguridad cuyos síntomas son los siguientes:

  • Ganar de marcharte lejos.
  • Tienes miedo a perder el control en muchas situaciones.
  • Impulsividad
  • Miedo a tomar decisiones
  • Torpeza en los movimientos
  • Recuerdas solo cosas desagradables y te aferras a ellas.
  • Dificultades para concentrarte y pierdes en ocasiones la memoria.

Cuando alguna de estas actitudes aparece en nuestra mente y en nuestro cuerpo, sino lo tratamos puede ir empeorando y acabando con un deterioro psicosocial y físico.

Pero estos síntomas aparecen cuando hay un cúmulo de trabajo en el hogar y/o externo y nuestra mente no genera tal trabajo produciendo y exteriorizando a través del cuerpo todos éstos síntomas, con lo cual, tener ansiedad paraliza la mente y empeora los ánimos y como hemos dicho la relación con todo nuestro entorno, incluso con los hijos.

Como podemos afrontar la ansiedad:

1.- Tómate tu tiempo para digerir lo que te preocupa: No tengas prisa para nada, no te pongas límites.

2.- Acepta que presentas algún síntoma y ponte manos a la obra para evitar que empeore. Comparte tus problemas con tu pareja o con una amiga pero con nadie más.

3.- Organízate: no dejes tareas pendientes mucho tiempo, esto te estresará y te pondrás más nerviosa.

4.- Aprende a vivir el momento: No adelantes acontecimientos, cuando pase alguna cosa ya la solucionaras. El pasado ya pasó, y el futuro es desconocido para todos. No vale la pena perder el tiempo en pensar que pasará.

5.- Busca un rato para ti cada día: 5 minutos para dejar la mente en blanco o si te va mejor aprovecha para organizarte. No cuentes las cosas a según que persones, resguarda tu intimidad. Puedes practicar también ejercicio físico.

Y como siempre os comento, si esto persiste más de 3 meses busca ayuda, siempre encontrarás a algun profesional que te ayude de forma discreta, rápida y muy eficaz, para que veas los resultados de forma clara y efectiva.

En este post te cuento como puedes mejorar tu ánimo, gracias a un estudio que hemos realizado entre 55 padres y madres cuyo ánimo era bajísimo al borde de una depresión. Estos han sido nuestros consejos para mejorar.

ESCUCHA MUSICA:

  • Reduce el estrés. En medio de un problema no pongas música. Si sabes que se avecina una discusión prepara música que te guste, o bien escúchala antes de hablar, verás como fluye más la conversación.
  • Estimula el cerebro con lo cual, mejora la concentración y la atención.
  • Favorece el aprendizaje: ayuda a generar más motivación ya que enriquece los procesos cognitivos y sensoriales que tenemos en el cerebro.
  • Disminuye la presión: si escuchas música lenta, puedes generar más endorfinas y mantener la calma en situaciones dónde podrías desbordar tu temperamento.

 

Para los estudiantes, lo mejor para la concentración y la memoria es escuchar 3 canciones antes de ponerse manos a la obra en sus estudios, cuando tengan que memorizar o interpretar o bien comprender los conceptos. No es lo mismo cuando hacen los deberes (lo hablaremos en otro post).

Dedícate 5 minutos (mínimo) al día para ti!

Si tienes dos de estos síntomas que te describo a continuación, significa que tu organismo empieza a estar agotado.

  • No consigues concentrarte
  • Te falta voluntad y ganas para algunas cosas.
  • Acabas la paciencia muy rapido
  • Ya no sigues con tus rutinas
  • Tienes ganas de llorar (más a menudo que normalmente)
  • Has empeorado tus relaciones sociales y/o de pareja.

 

Si quieres cambiar lo que te impide ser feliz, si tienes asuntos del pasado pendientes que te hacen daño, el primer paso es aceptar que tienes esos rencores y que tienes dificultades para dejar atrás.

Estamos rodeados de persones que nos indican a cada momento como ha de ser nuestra autoestima y que ésta es la base para las relaciones con uno mismo y con los demás. Pero el día a día nos impide tener tiempo personal para solucionar posibles conflictos con nosotros mismos y toda esta negatividad va sumando hasta que llegamos al punto de explotar tanto de estrés como de ansiedad.

Por estas razones, aceptar las dificultades o problemas personales, nos hace avanzar y adquirir plenitud. No digo que sea fácil, pero si se consigue, tendrás la garantía y la satisfacción de dejar atrás estos conflictos y estar mejor contigo mismo con lo cual, tus hijos notarán una mayor felicidad en tí y lo manifestaran con su tranquilidad y de aquí podréis estar mucho mejor en cuanto a la convivencia y en el hogar.

Para poder hacer este paso, lo mejor es que te sinceres contigo mismo a través de un papel o bien de algún recursos que te gratifique y decir:

A PARTIR DE HOY ACEPTO ……..

Tranquilízate porqué nada malo va a pasar. Empezarás a ver las cosas de tal manera que obtendrás un mundo de posibilidades que harán visualizar la mejor versión de ti.

Si necesitas compartir este momento o quieres que te vaya guiando solo tienes que contactar conmigo para poder llevarlo a cabo. Te garantizo que te sentirás muy bien y que tu alrededor notara el cambio personal que estás empezando a realizar.

Puedo ayudarte a mejorar tu estado de ánimo y recuperar tu vida, no dudes en pedirme información y aumentar tu calidad de vida en menos de 8 sesiones.

Pide información;

info@taticortes.es

¿Como eliminar las toxinas de la mente? DIETA DETOX EMOCIONAL

“Cambia tus pensamientos y cambiarás tu mundo.”
Norman Vincent Peale

Hace años que se ha puesto de moda eliminar las toxinas de nuestro cuerpo. Las toxinas serian aquellas sustancias negativas o bien que no nos benefician para nada en nuestro metabolismo y que más bien son tóxicas.

Pero ¿cuando se pondrá de moda o será una necesidad desintoxicar la mente?. Este es un proceso largo y complicado cuyos resultados cuando se ha realizado son excelentes. No lo dudes!

La desintoxicación mental ayuda a liberar las toxicas que definiríamos como los pensamientos, las creencias, los prejuicios, los valores, las actitudes… que tenemos las personas y que en muchos casos son irracionales.

Para poder conseguir tener una mente sana es necesario que de vez en cuando hagas una dieta detox emocional que te permitirá: vaciar emociones negativas para llenar de nuevo con emociones positivas y renovadas, logrando por fin tu bienestar.

¿Como saber si necesitas hacer dieta detox emocional?

  • Si te sientas estancado/a.
  • Si arrastras tu pasado y los pensamientos de éste te tormentan.
  • Si piensas siempre de manera negativa.
  • Si tu pensamiento va más rápido que tus acciones.
  • Si notas que tu mente esta desordenada.
  • Si tus emociones varían exageradamente: cambias de emoción muy a menudo.

Si de estas consignas has contestado a la mayoría de manera afirmativa, indica que necesitas de manera urgente realizar una dieta detox para poder recuperar tu bienestar emocional.

¿En que consiste hacer una dieta detox emocional?

Ante todo es muy necesario que no hayas llegado al límite de tus emociones y de tus limitaciones, es decir, que no pienses que no puedes recuperarte. Si es así, no te funcionará la metodología detox pues tendríamos que trabajar otras emociones para posteriormente empezar con dieta detox.

Cuando simplemente pienses que tengas un «bajón» o que ya llevas unos cuantos, o bien que no estás conforme con algo y necesitas cambiarlo para mejorar, entonces es el momento de empezar hacer esta dieta.

El trabajo de la dieta consiste basicamente en practicar unos ejercicios que trabajamos en la consulta y que tienen como objetivos los siguientes puntos:

 

  1. Tomar conciencia de tu estado emocional: Resolver lo que te ha llevado hasta aquí y cerrar carpeta para poder solucionar las siguientes.
  2. Generar pensamientos positivos: saber escucharte y valorarte.
  3. Sanar los pensamientos: ya sean del pasado o del presente.
  4. Buscar estrategias que hagan el efecto de un antídoto; todo lo contrario de lo que creemos, hemos de pensarlo.

Estos ejercicios los hacemos con técnicas de metodología personales que han aportado los siguientes beneficios.

  • Generar un cambio nuevo en tu vida.
  • Fortalecer tu mente y tus pensamientos.
  • Protegerte de las personas tóxicas.
  • Aprender a decir NO

El programa de la dieta detox emocional lo iniciamos en Enero del 2019 en Girona y Barcelona. Si quieres más informació no dudes en ponerte en contacto conmigo y te informaré de lo que necesites.

 

 

Mi hijo adolescente quiere irse de casa. ¿Que puedo hacer?

A menudo nos encontramos con familias muy preocupadas porque su hijo adolescente quiere irse de casa. ¿Te suena?

La adolescencia es la época de la rebeldía, de llevar la contraria para creerse superior y sobretodo época hormonal tanto para chicos como para chicas en las que las hormonas insitu ocupan un papel muy importante en su comportamiento.

Pero no vamos a dar la «culpa» a las hormonas, aunque como decimos parte de consecuencia tienen!.

Cuando convivimos con un adolescente, hemos de tener claro que su mente, su cuerpo, sus emociones… están alteradas o diversificadas la mayor parte del día, así que puede ser que a lo largo del día el adolescente pase por diferentes emociones y nos desconcierte de tal manera que veamos en él/ella un gran desconocido/a.

No es de extrañar que de un día para otro nuestro «niño» nos diga que quiere irse de casa, o bien empecemos a notar que no pasa gran parte del día con nosotros como hacía antes. También puede pasar que no salga de casa, que se encuentre inmerso en su ordenador, sus juegos, el móvil etc.

¿Que podemos hacer?

Hemos de respetar estos periodos de sensibilidad, de vulnerabilidad, de tristeza, de cambios bruscos y sorprendentes, aunque a veces nos cueste el orgullo paterno-materno.

Entender los sentimientos de una persona en la etapa adolescente, no es lo mismo que compararlo con nuestra adolescencia, pues este pensamiento nos llevará a los padres al rechazo de nuestros hijos porque no se van a sentir comprendidos.

Lo primero que debemos hacer es respetar su estado emocional y a la vez entender que están cambiando y que no pueden hacer nada contra ello.

De hecho estamos hablando siempre verso estas actitudes de niños/niñas adolescentes que han pasado por una infancia estable, rica emocionalmente y llena de amor.

Si en algún caso la infancia no ha sido como se describe, puede ser que el adolescente pase de un estado de ánimo a otro con episodios de agresión, inserción en diferentes vicios y sintonías tóxicas al igual que las compañías. Por eso es muy importante la observación, la relación y la atención de los padres para poder detectar cualquier tipo de desorden emocional.

Cuando un adolescente quiere irse de su lugar natal, está buscando una huida fácil según él, puesto que lo más probable es que se sienta incomprendido o no aceptado.

 

Pero no hay nada perdido, hemos de normalizar la situación y no alterarnos ni dramatizar. Si nos ponemos a pensar, esa actitud de irnos o de marcharnos de un lugar donde nos sentimos incomodos lo hemos pasado todos en algun momento de nuestras vidas.

Ante esta situación vamos a actuar;

  • Mantén la calma.
  • Hablar; es la única vía para poder entenderse.
  • Ponte en su lugar.
  • Analizar pros y contras.
  • Buscar soluciones alternativas.
  • No prohibir.
  • «Generar» mucha paciencia.
  • Comprender porqué pasa eso.
  • Buscar porqué huye de manera conjunta.

Jamás dejes de abrazarle, a ratos, a momentos, cuando menos creas que lo necesite… el contacto físico es muy importante aunque de entrada les produzca rechazo.

Las consecuencias emocionales en los niños, cuando oyen discutir a sus padres

Hoy os comparto un post que hemos escrito junto a @planetamamy que os va a encantar a los padres y madres.

En este artículo voy a daros 8 motivos y consecuencias emocionales que afectan los niños para que no discutáis delante de vuestros hijos, y para que, a ser posible, evitéis gritar en su presencia:

  • Tiene miedo: como decía anteriormente, estas discusiones les genera miedo, e incertidumbre, y en ocasiones también les puede producir ansiedad, que de manera innecesaria les estamos inculcando.
  • Sentimiento de culpabilidad: al no saber porque discuten los adultos, los niños tienden a pensar que es por ellos, porque se han portado mal, o porque los padres no están contentos de su comportamiento.
  • Trastornos emocionales: les genera una baja autoestima, que posteriormente les afectará a lo largo de su vida.
  • Imitaran el comportamiento negativo: ya sabemos que los niños imitan más que escuchan, entonces esto puede generar que reproduzcan este comportamiento negativo con cualquier persona.Llamadas de atención: debido a su falta de seguridad y autoestima, van a generar comportamientos negativos y llamadas de atención que van a aumentar este descontrol emocional.
  • Traumas psicológicos: ver discutir a sus pilares les produce tales traumas que por supuesto necesitaran ayuda para ordenar, digerir y aceptar muchas de las actitudes negativas que han tenido los padres en su presencia.
  • No aprenden a comunicarse: escuchan gritos, chillidos, etc, los niños que ven a sus padres discutir, difícilmente puedan llevar a cabo una discusión con otra persona de manera civilizada, pues no es el comportamiento ejemplar que habrán visto de sus padres.
  • Afecta a su inteligencia emocional: por supuesto que sus emociones se ven dañadas y muy afectadas. Este hecho conlleva a tener que trabajar sus emociones y su inteligencia emocional basada en la comprensión y en la escucha hacia nuevas emociones.

Pero que ni cunda el pánico ni afloren esos sentimientos de culpa que enseguida nos invaden por todos los motivos que acabo de exponer, porqué hay soluciones, hay recursos y existen actuaciones que podemos llevar a cabo para evitar discutir delante de nuestros hijos. A continuación, las expongo. Léelas con calma, con tu pareja y tratad de compartirlas y comentar cada una de ellas, para buscar, entre los dos, las mejores opciones para vuestro hogar.

Recursos para evitar discutir delante de nuestros hijos: Para seguir leyendo pulsa el enlace de esta web y podrás ver el artículo completo. 

https://www.planetamamy.com/2018/11/discusiones-delante-de-los-ninos.html/