Propósitos para el 2020

Final de año, último día del 2019.

Me encuentro en plena época de cambios, emocionales, circunstanciales, laborales, familiares, etc y lo único que pido es que salud.

Que los regalos o premios que me merezcan sean los que me acercan más a la felicidad, a estar con mis hijos, a mis objetivos familiares y personales, a mi trabajo, a mi calma y tranquilidad en todos los sentidos.

Que el 2020 sea generoso en acercarme a la buena gente, que me aleje de la gente tóxica, dañina y ruin.

Que este año que entra evite conflictos de convivencia a nivel mundial y a la vez en los hogares donde hay ideologias politicas diferentes y divergentes.

Deseo que este 2020 sea lo que vosotros desais que sea y que juntos podamos irlo viendo, valorando, analizando y sobre todo viviendo con salud, amor y mucha paz.

Gracias por otro año lleno de sorpresas y por seguir estando a mi lado y formar parte de mi vida. Os quiero.

 

Tati

Regalos para los peques

Como lidiar con personas que van de victimas

Todos hemos sido víctimas de algo en algún momento de nuestra vida. Hemos sufrido por algún motivo sin tener la culpa o la totalidad de la culpa. Eso nos convierte en víctimas de algo o de alguien, pero en este artículo vamos a ver la diferencia entre ser víctima o ser victimista.

Para reconocer a las personas que van de víctimas hemos de fijarnos o ser muy observadores en las siguientes acciones:

  • Busca la compasión de los demás.
  • Provoca problemas y nunca reconoce la culpa o la hecha a alguien.
  • Suscita la compasión hacia el/ella para provocar pena.
  • Llama la atención de la gente con la pena.
  • Chantajea emocionalmente a los demás.
  • Cambia la realidad de las situaciones y transgiversa los hechos.

Pero podriamos confundirnos con una persona tóxica, así sin más, pero no, no es lo mismo una persona que va de víctima a alguien que tiene una pesonalidad tóxica. Y ¿cúal es la diferencia? Pues que las personas tóxicas lo son con algunas personas, sobretodo con individuos que ellos ven como rivales, que hay envidia,  y en cambio una persona que va de víctima, nunca tiene envidia sino que actúan así por tres motivos:

  1. No han superado el pasado, con lo cual siguen anclados a el y generalmente a algo negativo.
  2. A la vez son personas tóxicas y muy selectivas.
  3. Necesitan sentirse superiores puesto que existe un complejo de inferioridad muy importante y enfermizo.

Para lidiar con personas que actúan de victimas en tu presencia puedes hacer lo siguiente:

  • Mantén la calma y el respeto: verán que contigo no pueden conseguir su objetivo.
  • Evita darle la razón, pues lo único que conseguirás será sentirte mal tu, ellos se quedan tan tranquilos puesto que han conseguido su objetivo.
  • No te defiendas, es una guerra perdida, no gastes tus energías en sus culpas hacia ti, busca tu verdad y mantén firmeza en tu discurso.
  • Pon límites, los que necesites, los que te funcionen mejor, pero di «hasta aquí» de vez en cuando, tienes un tope, no lo toques porqué las consecuencias pueden ser peores para tí.

 

Entrena el autocontrol

El autocontrol es la capacidad que tenemos los humanos para dominar nuestras emociones y nuestra mente. Muchos creen que no tener autocontrol es insignificante, pero nada más lejos de la realidad. Tener autocontrol es muy importante para dominar nuestra mente y por consiguiente tener una buena autoestima y un bienestar emocional muy sano.

Algunas veces, épocas o momentos, las personas nos descontrolamos en cuanto a la actitud, la forma de contestar, las reacciones, las hormanas, el cansancio, el estrés… infinidades de motivos externos pueden llevarnos a cierto descontrol, pero la capacidad que tengamos de permanecer controlados hacia las adversidades o influencias hará que dominemos nuestra vida.

Existen muchos estudios científicos que garantizan el éxito personal cuando hay autocontrol, pero no es fácil tener este dominio de nuestra mente, pues como decía, los detractores son mayoritarios e influencian negativamente en nosotros.

Entrenar el autocontrol, implica tener mucha paciencia y vivir mentalizados que la frustación puede ser parte del plan. Ante todo, debemos pensar que la falta de autocontrol ante situaciones conflictivas que implican emociones, hace que las consecuencias sean negativas y nos sintamos muy mal, terminando por perder de nuevo el control y enfadántote contigo mismo por este mismo hecho.

Como puedes entrenar y generar en tí más autocontrol:

  • Márcate unos objetivos reales: no te descontroles por los caminos, ni intentes sucumbir tus metas, estás en el camino por y para algo, no te olvides. Haz un plan real sobre lo que quieres conseguir.
  • Ten paciencia: una de las claves para tener autocontrol es tener paciencia. Aplica tecnicas de respiración, meditación y relajación, para poder entrenar esta parte.
  • Cambia el concepto que tienes de ti mismo: las etiquetas de tu pasado definen o no como eras, siempre se puede cambiar y mejorar, asi que olvídalas y avanza por este camino que mejorará tu bienestar.
  • Practica buenos hábitos: descansa, duerme, come bien, haz ejercicio, controla y gestiona tus emociones tóxicas.

 

Aprende a decir NO

Por norma, nos cuesta mucho esfuerzo decir NO. En esta palabra influyen muchos factores y diversos, con lo cual es mejor seguir unas pautas para que las consecuencias de decir no y mirar por nosotros no sea una carga emocional que interfiera en nuestro bienestar personal.

A continuación expongo unas cuantas razones y motivos para aprender a decir no, pero lo más importante los principios que debemos seguir para poderlo aplicar.

1.- Piensa en ti: tu tiempo es oro, es tu espacio mental y físico que tienes a diario, necesario para recargar pilar y estar contigo mismo. Si despues de este tiempo dedicado a tí te sobra tiempo, adelante, dedicaselo a los demás.

2.- Focaliza tus objetivos: Necesitas crear tus objetivos de bienestar, una vez los tengas clasificados y priorizados, sabrás si puedes y quieres dedicar tiempo o espacio a los demás.

3.- No te comprometas sino puedes: primero piensa en tus quehaceres y tus prioridades, si ves que los puedes cumplir, después puedes decidir, pero primero tu.

4.- Evita sentirte culpable: dedicarte tiempo a lo que tu prefieres no es ser egoista y no tienes porque sentirte culpable, porque lo serias sino hicieras lo primero.

5.- Olvida el qué diran: lo que digan de tí cuando tu estás convencido que estás haciendo lo correcto no tiene porqué hacerte reflexionar. solo son palabras de lo que piensan, es su verdad, no la tuya, tu tienes otras razones.

6.- Se fiel a ti: primero eres tu, por algo has elaborado tus objetivos y has decido llevar a cabo el camino para alcanzar tu bienestar, este tambien consiste en ser fiel a ti y aprender a decir no.

7.- Respuestas simples: no des un discurso para decir no, das el motivo y si quieres una alternativa, pero no es necesario, con decir me es imposible es suficiente.

Puedes leer más en este artículo: https://www.taticortes.es/10-consejos-para-aprender-a-decir-no/