4 técnicas para mejorar tu memoria y aprendizaje

No importa lo inteligente que eres para que tengas potencial en tu memoria. Lo importante es que puedas aplicar lo que aprendes en los exámenes y pruebas, a la vez que obtengas un mejor rendimiento en las horas que te dedicas a estudiar.

En este post podrás ver algunas técnicas de estudio que te van a ir genial para fomentar tu memoria y a la vez tu aprendizaje:

 

TÉCNICA 1 – PALABRAS CLAVE.

Utiliza un bloc de notas para hacer un listado de las palabras clave de cada tema. Poder sintetizar y estudiar conceptos y palabras clave te ayudará a ir más rápido, a entender mejor el texto y a saber de qué habla el tema.

TÉCNICA 2 – SUBRALLAR Y RESALTAR

Este ejercicio se hace una vez has leido el texto y has extraido las palabras clave. Despúes, sobre el texto original puedes utilizar no más de 3 colores, a poder ser pastel para no cansarte la vista. En esta técnica puedes realizar varias acciones: subrallar palabras principales, ideas y conceptos, cada acción con un color distinto.

TÉCNICA 3 – TOMAR NOTAS

Puedes leer el texto o el tema en voz alta e ir cogiendo notas. También puedes escuchar el tema si te has grabado e ir tomando notas. Es una de las mejores técnicas para memorizar a largo plazo e ir repasando las notas que has ido realizanco a medida que vas leyendo y repasando el tema.

TÉCNICA 4- RELEER

Esta técnica es buena para repasar, para aplicar los dias previos al examen. No la recomiendo como técnica de estudio o de resumen, pues sólo sirve para memorizar y como puente para hacer las otras tres técnicas descritas. Consiste en leer el tema sin estar resumido y después releer todos los esquemas, mapas mentales, resúmenes que has elaborado, pero no la utilices como trabajo para hacer un resumen sino que debes aplicarlo con el objetivo de consolidar lo que previamente has estudiado.

 

Espero que estas técnicas te ayuden en tu proceso de estudio. No olvides consultar mi método de estudio CORMA en el que aplico técnicas de estudio emocionales para que puedas escoger la que mejor te convenga.

Si tienes dudas escríbeme a info@taticortes.es

SUERTE!

3 Errores a evitar durante el divorcio

A día de hoy, el acto de divorcio es uno de los más comunes a nivel social. Se divorian cada vez más parejas y a la vez surgen más problemas a la hora de decidir, ya sea por motivo económico, por los hijos o por varios factores a la vez.

En esta ocasión hablaremos de los divorcios cuando hay hijos. Los niños siempre deberían ser un foco de unión y armonía, pero en muchos casos se convierten en el motivo principal del daño intencionado que se quiere hacer al otro. Eso ocurre cuando hay emociones tóxicas y mal gestionadas por parte de los padres y directamente repercute en los hijos.

Antes que esto suceda, debemos trabajarnos el autocontrol y buscar los recursos que tenemos para poder gestionar estas situaciones y poner énfasi en la conciencia que tomamos cuando los hijos están presentes.

Más que lo que deberíamos hacer, te expongo en este post, lo que se hace y las consecuencias que puede acarrear:

  1.  Utilizar a los hijos como intermediarios o mensajeros: Un error muy común es el de corre-ve-y dile a tu padre/madre esto y lo otro. Para que esto no suceda, busca un canal para poder dialogar y conversar con tu pareja. Los acuerdos no son parte de la función de los hijos. Ellos ya tienen bastante con lo suyo y su proceso.
  2. Explicar a los hijos nuestros problemas con el otro cónyugue: No pongamos a los niños como oyentes de nuestros problemas, intentemos buscar a otras personas que nos escuchen, que tengan potencial madurativo y ningún vínculo emocional con el otro progenitor. Para los niños saber que el padre o la madre está causando daño al otro puede interferir en su relación, no siendo nada positivo para ellos y puediendo causar traumas.
  3. No entender ni comprender el proceso de tristeza de los hijos: A veces, los padres que se divorcian están pasándolo tan mal que se olvidan o bien no comprenden todo el proceso de dolor o tristeza que están pasando los hijos. Sabemos que para todos es un proceso duro, pero no lo hagamos traumático. Para ello es importante hablar, comunicarnos, avanzar y dejar fluir nuestras emociones, pero también la de los niños.

A todo ello, si vemos u observamos comportamientos regresivos en su conducta o en su evolución y madurez, hemos de estar alerta y visitar a un profesional para que pueda gestionar y reconducir la situación, con el objetivo de que el niño no sufra y aprenda a ordenar las emociones después de un proceso tan duro como este.

Tarde o temprano, los niños muestran algun rasgo de rebeldia en su comportamiento cuando han pasado por una separación. Algunos más o menos han sufrido a su manera y es muy importante y positivo que aprendan de la situación y de cómo mejorar su bienestar, para evitar como decía, posibles traumas en su vida.

Si necesitas más información o asesoramiento, puedo ayudarte. Escríbeme:

info@taticortes.es

¿Cómo no deberían ser las clases del futuro?

A día de hoy, la vuelta a las aulas es una incógnita. Ni los propios mandatarios saben ni cuándo, ni cómo, ni en qué condiciones. La incertidumbre que envuelve a padres, docentes, equipos directivos, ampas etc es tan grande que en algunas ocasiones puede causar ansiedad y descontrol emocional.

No obstante, sabemos que la vida seguirá, que vamos a modificar hábitos, normativa, rátios, metodologías y muchísimos aspectos más que ahora mismo no conseguimos tener en mente pero van a resurgir en función de la adaptación y también de las necesidades que nos encontremos en el día a día.

Somos en general una sociedad adaptativa y hemos demostrado nuestra capacidad de resiliencia durante este confinamiento y en otras adversidades personales que nos han surgido a lo largo de nuestra vida. Seguro que no pensábamos que pasaríamos todo ésto y que además, podríamos avanzar y superarlo de la manera que la gran mayoría lo hemos llevado a cabo.

En realidad, no es la capacidad de resiliéncia ni la adaptación al cambio ni los recursos que me preocupan. Me genera una sensación de intranquilidad el hecho de saber que des de las más altas instituciones nos van a proponer a los docentes, compaginar una metodologia de aprendizaje presencial y online. 

En las aulas de primaria, en algunos centros educativos, ya se aplicaba una manera de enseñar con algunos recursos tecnológicos y si bien es cierto que se ha demostrado la gran eficacia de ésta práctica, también he de mencionar el aumento de la tecnoaddicción durante estos últimos meses de confinamiento.

Con eso quiero decir que, a pesar de la necesidad de potenciar la tecnología como recurso metodológico esencial en primaria y secundaria, cabe diferenciar el estudio exclusivo online del recurso tecnológico en presencia de un/a docente.

Estos últimos 2 meses en mi consulta ha habido un  47% de consultas de padres y madres, relacionadas con las addicciones y la tecnología. Contrasdados los casos y habiendo hablado con los chicos y chicas, se detectaba como addicción a las pantallas. En algunas ocasiones, los usuarios me decian que «los deberes que ponen los profes son online y tenemos que utilizar tablet y/o móbil». A eso me refiero. A masificar a los alumnos de recursos tecnológicos que lo único que van a hacer será fomentar más su addicción.

Algunos compañeros docentes me podréis decir que eso es «culpa de la família» por diversos motivos y las famílias podrán decir que «es culpa de los profes por haber dado ese tipo de deberes».

Creo que, a todo ello nos deberíamos plantear si las actividades que marcaremos los docentes como tecnológicas pueden substituirse por tareas manuscritas. Si es así, es importante fomentar también éste trabajo.

Pensemos que els recursos informáticos y tecnológicos han formado parte de nuestra docencia en los últimos años y que son parte del aprendizaje del futuro, de aquí el éxito de las Universidades Online, gran motor de aprendizaje en muchos sentidos. Pero no por ello, en las primeras edades debemos insertar como parte del aprendizaje, la tecnologia online.

Los alumnos han de conocer otros recursos, otras actividades (manuscritas por ejemplo), manipulables y con conceptos experimentales. No es únicamente la tecnológia un recurso para que los niños y niñas puedan aprender, es un complemento.

Pensemos bien como aplicamos nuestra docencia «en las nuevas aulas» pues podemos generar más addicción, particularmente en la etapa de secundaria precisamente porqué venimos de una tecnoaddicción más acentuada en los últimos meses y eso puede generar más addicción entre los jóvenes. Lo ideal sería una combinación equilibrada de todas las metodologías y recursos para así hacer más rico y variado el aprendizaje que trascenderá en la motivación y éxito de nuestros jóvenes. 

¿Como saber si mi hijo tiene addicción a la tecnologia?

  • Se enfada cuando le quitamos los aparatos tecnológicos.
  • Está muchas horas mirando el móvil o bien a deshoras.
  • Se pasa mucho tiempo en su habitación.
  • Suscripción a sitios inadecuados
  • Usa el móvil en lugares inpropios (WC, en las comidas..)
  • Disminución de la comunicación con la família
  • Bajo rendimiento académico
  • Desmotivación por actividades que solia hacer
  • Cambios en su carácter o en sus emociones
Si existen estos comportamientos, les recomiendo que visiten a un profesional para detectar y poner soluciones a éstos malos hábitos además de no incrementar la patología.
Podéis contactar conmigo en el mail: info@taticortes.es
Os dejo en link de la entrevista por si queréis y os apetece leerla.

¿Es bueno que los niños se aburran?

En estos días encerrados en casa, a los padres y madres nos vienen pensamientos de culpa, de descontrol, de desorganización, de poca serenidad ante la resolución de conflictos, etc.

No vemos que estos días son un examen para ver como lo estamos haciendo y lo hemos hecho hasta ahora en la educación de nuestros hijos. El encierre nos pone a prueba en la gestión de las emociones y en el autocontrol.

Pero aparece casi en todas la familias, el sentimiento de culpa o de preocupación porqué los hijos manifiestan que se aburren. Es normal que se aburran. Muchas horas viendo las mismas paredes, viendo lo mismo, haciendo lo mismo, a pesar de tener una rutina establecida, los niños dicen que se aburren y en los padres surgen los remordimientos y también como os decia, la culpabilidad.

Papá  y mamá, es genial que tu hijo se aburra (de vez en cuando) porqué el aburrimiento, significa que su cerebro se va a activar de forma innata y desarrollará lo que el niño quiera, necesite y reclame.

Deja que tu hijo se aburra, es bueno que lo haga así trabaja estas grandes capacidades:

  • La creatividad
  • La soledad
  • La frutación
  • La gestión de sus emociones

No tengas miedo, ni culpa, afronta que esto puede pasar igual que sucede con el aburrimiento en los adultos, no pasa nada. Déjale su tiempo de aburrimiento (40-60 minutos) y después dialoga con él para que sepa manifestar lo que le pasaba y podamos reconducir la situación.

Ánimo, lo estamos haciendo lo mejor que podemos.

Tati

33 actividades para hacer en casa con niños

Me gustaría compartir con vosotros, 33 actividades que podéis hacer en casa estos días, que pasan poco a poco, y que son muy divertidas para hacer con vuestros hijos.

Espero que os sean muy amenas y podamos ir compartiendo variables de las mismas a la vez de explicar si os han funcionado y cómo lo habéis hecho.

Las he clasificado por áreas de aprendizaje para que así podáis ir trabajando todas las capacidades cognitivas, motrices y emocionales, asi como poder trabajar las matemáticas y los bloques de la lengua.

Area de Motricidad – Creatividad

  1. Hacer PLASTILINA
  2. Diseñar BOLITAS de papel de colores para pegar en un dibujo.
  3. Pintarse las UÑAS de colores.
  4. Pintar PIEDRAS
  5. Cocinar un BIZCOCHO
  6. Redecorar la HABITACIÓN
  7. Sesiones de PELUQUERIA creativa
  8. Hacer ORIGAMI con papeles
  9. Dibujar y recortar AVIONES DE PAPEL.
  10. Jugar a MARIONETAS CON LOS CALCETINES.
  11. Hacer un COMECOCOS de papel o papel de aluminio.
  12. Jugar a VOLEIBOL con un globo.
  13. Inventar una COREOGRAFIA con música.

Area de Matemáticas

  1. Contar GARBANZOS
  2. Buscar un TESORO DE números.
  3. Sumas y restas de MEMORIA
  4. Hacer tu ARBOL GENEOLÓGICO
  5. Problemas matemáticos INVENTADOS.
  6. Jugar al DOMINO o al UNO
  7. Adivinar los NUMEROS EN LA ESPALDA
  8. Juegos de mesa, PARCHÍS, OCA.

Area de Lengua – Emociones

  1. Leer RECETAS DE COCINA para después hacerlas.
  2. Inventar y escribir ADIVINANZAS.
  3. Grabar un VIDEO explicando sus cosas
  4. Hacer una pequeña obra de TEATRO
  5. Preparar una ENTREVISTA  a un famoso.
  6. Escribir MENSAJES y esconderlos en casa.
  7. Inventar una CANCIÓN (letra)
  8. Grabar un PROGRAMA DE RADIO.
  9. Escribir un DIARIO  dia a dia.
  10. Hacer un KARAOKE
  11. Repetir TRABALENGUAS
  12. Adivinar CANCIONES

Como enseñar a tolerar la frustación a tu hijo

La frustación es un sentimiento que se origina en las personas cuando no pueden conseguir lo que quieren.

No hay distinción entre el tratamiento de la frustación entre niños, adolescente y/o adultos. El sentimiento es el mismo, lo que cambia es el  motivo por el cual uno se frusta.

Pero realmente ¿es un problema que mi hijo no tolere la frustación? Evidentemente SÍ. El hecho de no hacerlo conlleva a tener comportamientos muy negativos y tóxicos que perjudican la convivencia y dificultan su educación emocional. Esto puede llevar a que su comportamiento en su adultez sea déspota, desagradable, intolerante, agresivo  y sin afecto de nadie que le rodea debido a todas esas actitudes.

Es por ello, que el tema de la frustación debe tratarse en la niñez para evitar dichos problemas, pero hay muchos padres que no saben identificar cuando su hijo tiene dificultades para tolerar la frustación.

¿Como detectar que mi hijo no tolera la frustación?

Si hace estas actitudes y su reacciones son:

– Gritar, agredir, romper cosas,  mostrarse insoportable, exigir, pedir descontroladamente a todas horas.

Cuando…

  • Quiere algo y no lo consigue.
  • Alguien le dice algo que no es de su agrado.
  • No se le hace caso cuando se toman decisiones.
  • No aceptar las normas o los límites.

Los padres debemos ayudar a hacer entender a los hijos que no siempre se consigue todo lo que se desea y  cuando eso ocurre hemos de saber afrontarlo de forma razonable.

Actuaciones para enseñar a mi hijo a tolerar la frustación

  1. Da ejemplo
  2. Convierte la frustación en aprendizaje
  3. Pon límites claros y adecuados a cada edad.
  4. Enséñale a pedir ayuda
  5. Usa siempre el refuerzo positivo.
  6. No hables mal de él en público ni con personas que no sean cercanas a él.
  7. Buscar juntos alternativas
  8. No ceder ante sus deseos.
  9. Ignora el comportamiento de la rabieta, no a tu hijo
  10. Valora su esfuerzo. Enséñale la cultura del esfuerzo.
  11. Márcale objetivos reales
  12. Incúlcale valores nobles

 

Un nudo emocional; no se que me pasa

¿Has tenido la sensación de tener un nudo en la garganta, en el estómago, en general un malestar en el cuerpo?, y no sabes porqué o no le puedes poner palabras  a esa sensación tan incómoda!!

La mayoría de personas sabemos distinguir entre las maripositas del enamoramiento, y la incomodidad de tener un nudo que no nos deja vivir. Lo localizamos en diferentes partes del cuerpo.

¿Que significa tener un nudo en el cuerpo?

 

Si sentimos el nudo en la garganta, significa que algo nos estamos callando, o bien que no hay coherencia entre lo que pensamos y hablamos, pues simbólicamente lo que decimos se filtra por la garganta y nos general malestar.

Cuando este malestar es el estómago, en concreto en la boca del estómago significa que es algo que hemos hecho obligados y nos ha producido incomodidad, o simplemente hemos tenido que «tragar» forzadamente y nos genera dolor de estómago, nervios, llorera, etc.

El resultado y el análisi de estos malestares, resaltan sin duda la gestión emocional de la incoherencia entre lo que sentimos, pensamos, vivimos, decimos y hacemos. Este desequilibrio entre un pensamiento y la realidad, nos genera mucho peso en la mochila de las emociones y eso aún afecta más a la gestión de las mismas y al poder de nuestra autoestima.

Intentemos:

  • ser coherentes,
  • aprender a decir no,
  • ser sinceros con nosotros mismos,
  • tener objectivos,
  • actuar con pensamientos sólidos,
  • aclarar nuestros sentimientos,
  • trabajar la autoestima y el autocontrol

De esta manera, todo será más fácil, fluirá mejor nuestra vida y viviremos con más serenidad y mejor gestión de nuestros sentimientos y emociones.

Un beso fuerte

Tati Cortes Marco

 

Los castigos y los premios son abusos de poder. ¿Como hacer para que mi hijo me haga caso?

El respesto es la base de cualquier relación. Cuando no hay respeto o se ha perdido es muy difícil establecer de nuevo vínculos emocionales y sobretodo límites.

Hemos hablado en numerosas ocasiones de los límites, de las rabietas, de las consecuencias de la falta de límites, de la sobreprotección, en definitiva de muchas metodologías educativas, que podemos usar los padres y de comportamientos «negativos » que tienen nuestros hijos y por eso actuamos en consecuencia. Pero cuidado, no usemos ni abusemos del poder «imaginario» que nos otorga la edad y el rango educativo de la paternidad para poder destruir las emociones de los hijos.

El castigo, no es la mejor manera de educar a nuestro hijo, pero tampoco lo es el premio a su comportamiento. Ni lo negativo ni lo positivo se debe compensar en castigos o premios. Porque? pues porque el castigo o el premio no provoca un aprendizaje, no influye a largo plazo en lo que aprende el niño, es una compensación momentánea que no sirve de nada, solo de satisfacción o tristeza emociona en el momento en que sucede.

Todo lo contrario pasa con las emociones que se aprenden en el castigo, que estás afectaran directamente en su autoestima, generando problemas futuros como:

  • Utilizar en sus relaciones personales en chantaje emocional.
  • Tener dependencia hacia otras personas que le proporcionen bienestar a cambio de…
  • No valorar el amor, sino lo material.
  • Pensar en hacer algo a cambio de… y no en función de…. (valorar lo material y no lo emocional).
  • Poca valoración de las personas que les quieren.
  • Dar importancia subjetiva a las emociones solo valorar las recompensas.

Castigar es el método más fácil y rápido que tenemos los padres, pero no es el más eficaz, ni a largo ni corto plazo, sobretodo a nivel emocional, pues las heridas emocionales y conductuales son gravísimas.

Y, ¿como les podemos educar para que nos hagan caso, sin castigos ni premios?

  1. No chillar ni castigar sin escuchar primero: Ante una travesura: preguntar que ha pasado, como ha pasado.
  2. Evitar monólogos.
  3. Da tiempo de reflexión.: no te precipites, dejale llorar o expresarse.
  4. Proponer alternativas a su actuación.
  5. La actitud es la incorrecta no el niño.
  6. Observa a su alrededor: con quien está, que ha pasado, que ha hecho?, todo es analizable y tiene un porque.
  7. Evita regañar en público.:  lo mejor es que lo alejes y os quedeis a solas. La actitud no es la que tu consideras correcta pero no estropees su autoestima.
  8. Define las normas que crees que debe cumplir y páctalas.
  9. Relativiza las travesuras
  10. Compénsale con amor, no con algo material.

 

NO TE OLVIDES, TODAS LAS CONDUCTAS QUE REFORZAMOS SE REPITEN, pues el niño quiere llamar la atención de alguna manera y si no puede con conductas positivas lo hará con aquellas que no veamos buenas solo porque necesita nuestra atención directa.

Celos entre hermanos: como evitar la rabia y el malestar

Más de un 72% de la población ha sentido celos alguna vez a lo largo de su vida.

Los celos aparecen y en ocasiones desaparecen de nuestros pensamientos, debido en gran parte a la influencia de los comportamientos de las personas que nos rodean.

La inseguridad y la posesión hacia algo o hacia alguien

ya sea con niños, adolescentes o adultas,

es lo que llamamos CELOS.

En la población infantil, también existe un elevado porcentaje de celos que influyen en los comportamientos de su madurez y adolescencia. Por este motivo es importante sanearlos, controlarlos y reeducar a los niños/as celosos/as para que este rol negativo no se generalize en su carácter.

Los síntomas de una persona celosa son los siguientes:

  • Miedo a perder algo o alguien.

  • Envidia y odio.

  • Obsesión

  • Control y vigilancia hacia alguien.

  • Sufrimiento, ansiedad.

  • Autonomia inexistente.

Como trato los celos en mi consulta?

  • Identificando los celos como patologia «temporal».
  • Controlando los celos con mecanismos psicterapeuticos.
  • Aumentado la autoestima: tanto a nivel física como psicologicamente.
  • Mejorando el bienestar personal.
  • Cuestionando el porque se producen.

ES basico identificar a los niños que sufren celos de muy pequeños, puesto que este comportamiento infiere en el abanico de actitudes tóxicas y negativas para la comunicació y las relaciones personales.

Y llegó la mamitis.

Cuantas veces hemos oido hablar de la mamitis? Y no siempre en positivo, es decir, no siempre valoramos o ayudamos al niño/a que tiene mamitis. Muchas personas lo asocian a «estar mimado» que lejos están de la realidad!!!!!

La mamitis es una fase que pasan (o no) muchos niños a distintas edades antes de los 8 años, significando este comportamiento un apego hacia la mamá. Sus reacciones suelen ser diversas pero en general;

  • Lloran cuando la madre se va.
  • Quieren mucho contacto físico de las madres.
  • Necesitan hacer cosas y actividades con ellas y SOLO con ellas.

¿ Que motivos tiene el niño/a para tener mamitis?

Aparentemente ninguno, pero hay factores y sucesos familiares que pueden alterar el ritmo de afecto de la madre hacia el niño/a como por ejemplo, la llegada de un hermano, cambiar de vivienda, alguna enfermedad de alguien cercano, la muerte de un animal de compañia, etc.

Para no hacer eterno el periodo de vinculación con la madre, lo más importante es irse separando poco a poco, empezando por 1 minutos y augmentado poco a poco, para que la separación de larga duración no sea un trauma para ambas partes.

Cuantas veces hemos oido hablar de la mamitis? Y no siempre en positivo, es decir, no siempre valoramos o ayudamos al niño/a que tiene mamitis. Muchas personas lo asocian a «estar mimado» que lejos están de la realidad!!!!!

La mamitis es una fase que pasan (o no) muchos niños a distintas edades antes de los 8 años, significando este comportamiento un apego hacia la mamá. Sus reacciones suelen ser diversas pero en general;

  • Lloran cuando la madre se va.
  • Quieren mucho contacto físico de las madres.
  • Necesitan hacer cosas y actividades con ellas y SOLO con ellas.

Pero sabéis porqué les pasa eso, y a la vez lo pasan (y pasamos las madres) tan mal durante la separación física? Pues porque solo las madres les proporcionan la tranquilidad, seguridad y ánimo que en aquel momento aquel niño/a necesita y no quieren calmarse con nadie más. Esto hay que respetarlo, porque en definitiva, la etapa de MAMITIS, es eso, un periodo de tiempo, que en muchas ocasiones es intermitente, en la cual la única persona que les calma es la madre.

Las peleas son muestras de cariño y de rabia mal gestionadas y exteriorizadas. Los hermanos se pelean por la confiaza, porque el mismo conflicto surgido con otras personas no terminaría en peleas.

Las razones por las que discuten son muy diversas, pero generalmente se producen por las edades, por la diferencia entre criterios y entre competencias. La rivalidad se ve afectada y la gestión de conflictos y de rabia produce fuertes discusiones que acaban en peleas, sobretodo alrededor de los 6 y los 12 años.

Para evitar peleas debes evitar las comparaciones delante de ellos, y hablar de ellos delante de la gente. De los problemas familiares o de los conflictos entre hermanos es mejor no hablarlo fuera, puesto que podemos provocar acoso con otros niños o burlas innecesarias con los compañeros de clase.

Los padres somos modelos. Si tus hijos te ven gritando, peleándote, chillando, y sobretodo perdiendo el control de la situación, lo más probable es que cuando el esté en situaciones similares haga lo mismo para resolver un conflicto.

Delante una pelea que debemos hacer los adultos:

1.- No te enfades por que están discutiendo.

2.- Sepárales de forma rigurosa hasta que se calmen y si hace falta sepáralos para que no se puedan ver.

3.- Cuando lleguen a la calma, aprovechad para hablar de lo que ha pasado, solo hablar, no juzgar.

4.- Sospesar las soluciones con tu ayuda.

5.- Exponer el problema con otro final

Aplica los 5 pasos para mejorar la relación con tus hijos, pero ante todo se neutro y no juzgues. Empatiza con ellos!

Una de las preocupaciones de los padres, es que nuestros hijos sean felices. Teniendo en cuenta la sociedad que nos rodea, cada vez hay más complicaciones para que esto sea asi, pero no hay que decaer nunca, lo más importante es dar en cada momento lo que uno como padre pueda.

Complementando las necesidades que cada familia tiene, podemos seguir estos indicadores ya des de bien pequeños, para fomentar su felicidad y así no perder el concepto positivo de si mismos.

1.- DIVIERTETE CON ELLOS: Hacer actividades juntos, las que os gusten tanto por una parte como por otra. Durante el juego se establece un buen vínculo y unos roles que se traspasan a la vida cuotidiana, es decir, fuera del juego.

2.- DALE LIBERTAD: Intenta no marcar su camino, ni manipularlo. Deja que se equivoque. Solo avisale, adviertele de lo que pueda pasar pero dale espacio para escoger y margen de error para equivocarse, es una buena manera para que la próxima vez de pida consejo.

3.- ESCUCHÁLE: No es fácil saber escuchar uno ya tiene una idea de juicio preconcebida, pero es bueno no anticiparte a lo que te quiera contar. No te adelantes a su discurso, hazle sentir seguro y sobretodo que estas a su lado.

4.- ERES SU MODELO: Si ve a la familia feliz, contenta, afrontado las adversidades y los problemas, seguira vuestra conducta por imitación y entenderá que la felicidad es parte de un estado emocional condicionado por muchos factores.

5.- RESPETA SU CARACTER Y SUS EMOCIONES: Muchas veces los padres «juzgamos» el caracter por ser timidos o alegres o extrovertidos o callados…. respetemos su carácter y su manera de ser. Dejemos que sean ellos mismos y no obliguemos a modificar su comportamiento cuando es innato. Eduquemos sin forzar emociones.

¿Como actuar ante una rabieta? Causas y consejos

Las tan temidas rabietas pueden ser un grave problema familiar, de pareja, personal y sobretodo de relación con nuestros hijos. Ante todo, debes saber que un niño/a que haga rabietas, es un niño inteligente, que busca la atención y el afecte pero que de alguna manera, hasta el momento no sabe como decirlo.

Gritos, pataletas, llantos, insultos, agresiones…. estos son algunos de los indicadores que pueden llegar a mostrar nuestros príncipes y princesas en momentos de descontrol para ellos, y cuando menos lo esperamos los adultos y sobretodo en lugares públicos y con mucha gente.

Aparecen entre los 12 y los 18 meses y pueden alargarse sin considerarse patología, a los 4 años en las niñas y a los 6 años en niños, dependiendo de la situación personal de cada uno y de los condicionantes que tengan en cada caso durando como máximo una hora porqué se terminan por puro agotamiento.

Esta edad en la que se muestran las rabietas por primera vez, coincide con la edad de aprender a desplazarse, a tener más autonomía y  moverse por conseguir un objeto, entrando en conflicto consigo mismo cuando no puede conseguir una cosa que precisa al momento.

La duración de la rabieta es de 5 a 15 minutos, pues en la mayoría de los casos terminamos dándoles lo que piden y resignándonos para evitar que dicha conducta continúe sin saber o no tener en cuenta las consecuencias que este acto supone en las emociones de los niños y en nuestra relación con ellos.

Porque se producen las rabietas?

Por tres motivos muy importantes:

  1. Por sueño
  2. Por hambre
  3. Por insatisfacción emocional

Las dos primeras podemos evitarlas, pues si el niño tiene unos hábitos muy establecidos de horarios y de costumbres, rompérselas ya es cosa de los adultos y las consecuencias de ello debemos de valorarlas nosotros.

Cuando la rabieta es por insatisfacción emocional, ya sea porque quieren alguna cosa que no pueden conseguir, en nuestra mano está dársela o bien pactar lo que deseamos que haga, pero si recurrimos a lo fácil que es consentirle y darle lo que pide, como en los casos anteriores también debemos valorarlo pero las consecuencias serán mucho más trascendentales. En dicho caso siempre hemos de tener presente en este comportamiento que nos quiere transmitir haciendo todo este «show».

Que debemos evitar?

  • No te dejes llevar por este comportamiento.
  • Evita los castigos.
  • No chilles, solo sirve para implantar más nervios.
  • Intenta no perder los nervios
  • No lo desatiendas, quédate en silencia a su lado.
  • Dialogar no sirve de nada, deja que pase el berrinche.

La estrategia más adecuada. 

Los niños son capaces de cualquier cosa para que los adultos les prestemos la atención en el momento que ellos consideren dándoles igual como, cuando y donde. Pueden tirarse por el suelo sin sentir ridículo, chillar hasta quedarnos quietos del susto, pegar y agredir sin medida…

Ante estos comportamientos, intentemos pensar en lo mal que lo está pasando, en qué nos quiere transmitir y porqué necesita hacer eso para que estemos a su lado. En definitiva, intentar comprenderle y poner en su comportamiento las palabras adecuadas de lo que nos quiere transmitir.