¿Qué heredamos de nuestros padres?

Todo lo que vivimos de pequeños más todo lo que nos dicen, hace mella en nuestra personal y en nuestras emociones.

Por eso, si de adultos no estamos bien, hemos de buscar a nuestro alrededor social y además tener en cuenta nuestra infancia y adolescencia.Podemos sanar emociones y ordenarlas en nuestra mente para que no nos hagan daño en el presente, pero es necesaria una orientación y ayuda.

 

La influencia más directa, profunda y duradera, es la que heredamos de nuestros padres.

La herencia emocional que recibimos de ellos será la que nos marcará como personas. Cambiarlo será un proceso hacia un nuevo crecimiento personal.

Vale la pena invertir en tí para poder ser tu y estar bien.

📱Info@taticortes.es escríbeme, puedo ayudarte.

Dieta emocional

Es evidente y está científicamente comprobado que la alimentación y el deporte son hábitos fundamentales para sentirnos bien y tener buena salud.

Pero en ocasiones y sobre todo en según qué épocas, la dieta debería ser emocional. Párate a pensar cómo estarías si fueras capaz de:

📍Aprender a decir No.

Es fundamental para no sentirte obligado/a a hacer según qué cosas en momentos que quizá a ti no te apetecen. No es quedar mal, es simplemente priorizarte.

📍Eliminar a personas tóxicas de tu vida.

Aprender a identificarlas ante todo, para posteriormente analizar lo que te aportan (tanto algo bueno como no tan positivo) y eliminarlas de tu vida para que no te hagan daño. Otra opción es protegerte de ellas si no puedes, por diversas razones, eliminarlas definitivamente.

📍No depender de nadie.

La dependencia es algo muy tóxico, no te aporta nada y además dejas de ser tu y perder tu esencia y en ocasiones tu felicidad. Lucha para hacer tu vida, conjuntamente con quien quieras, pero que no dependas de nadie.

📍Vivir en paz contigo mismo.

Es fundamentel para estar bien. Llegar a la noche y saber que estás bien, que tienes paz y tranquilidad, que puedes con mucho, no con todo, y con eso te basta.

📍No tener miedo del qué dirán.

Evitamos hacer muchas cosas por el «qué dirán». Ese peso es muy importante eliminarlo de nuestra vida y sobre todo de nuestros pensamientos. Las personas hablamos, así que tu haz tu vida y que se hable lo que quiera.

📍Ser coherente y consecuente con lo que quieres y haces.

A veces estamos mal por no hacer lo que deseamos, lo que nuestra mente piensa no es lo mismo que en ocasiones hacemos, por muchos factores, pero principalmente por factores sociales y eso nos perjudica seriamente pues no estamos en armonía ni en equilibrio con nuestra mente y cuerpo.

📍Saber soltar.

Decir gracias y adiós a las personas es una buena manera de soltar. Gracias por haberte enseñado y acompañado, pero adiós porqué no me convienes o no me aportas o simplemente porqué no quieres estar a mi lado.

¿Por cuál empiezas?

Hace unos años empecé por quitarme el miedo al qué dirán y conseguí hacer por fin una dieta detox emocional para estar mejor.

Te animo a qué lo intentes e inviertas en ti para poder sentirte plena y bien.

Feliz semana!

Tati

Consejos para estar y sentirte bien

¡Buenos dias!

En estos tiempos en  los que vamos avanzando hacia una nueva normalidad, es importante hacer actuaciones para estar y sentirnos bien, para generar calma y tranquilidad, y sobretodo para volver y mejorar la vida que teníamos antes que pasara todo esto.

Os dejo la entrevista que me hicieron en Radio Marcha de La Laguna dónde hablamos de consejos para estar y sentirnos bien en pareja.

https://drive.google.com/file/d/1yhHnTZUUikqb3JpPHsoYrrZgaucX_ys_/view

 

Espero que os guste y o sea muy muy útil.

Besos,

Tati

 

Decálogo para mejorar la convivencia y las relaciones

La convivencia y las relaciones son conceptos que van muy unidos, pues sin una buena relación no hay convivencia y sin una buena convivencia las relaciones son más complicadas y poco fluidas, con lo cual es importante gestionar bien ambos conceptos.

Aquí te expongo un valioso decálogo para que puedas mejorar la convivencia y a la par tus relaciones con un toque de humor e ironía.

6 actitudes que acaban con tu energía

Cuando somos capaces de identificar las actitudes que acaban con nuestra energía, directamente hemos de dejar de hacerlas (o hacerlas menos) para poder generar más pensamientos positivos y mejorar nuestro bienestar.

Hay muchas acciones que nos desagastan, pero en este post, las he focalizado todas en 6 bloques, que son los siguientes:

  1. Pensar demasiado: pensar mucho y entrar en bucle es una acción que nos genera muy malestar y nos impide desarrollar nuestro positivismo, pues entramos en un círculo vicioso que sino poseemos un elevado autocontrol, será dificil de desbloquear.
  2. Reclamar y quejarnos: esta acción provoca estar siempre a la defensiva y no dar opción a alternativas. Intentemos fomentar la empatia y la no exigencia hacia los demás y hacia nosotros mismos.
  3. Gustar a todo el mundo: en alguna ocasión hemos tratado el factor «Qué dirán» y éste es muy perjudicial pues frena nuestras ilusiones y objetivos, no dejando margen a gustarnos a nosotros mismos sino complacer a los demás.
  4. Vivir del pasado: anclarnos a él sólo nos genera malestar, emociones tóxicas y pensamientos destructivos que nos impiden avanzar, soltar y sanar. Hacer un reset en nuestras emociones y relaciones cuando nos hacen sentir mal, es muy positivo para avanzar y tener bienestar emocional.
  5. Aparentar: querer hacer ver que todo está bien y que tenemos una vida perfecta, es algo que desgasta e intoxica nuestra mente, la estamos engañando y cuando despertemos de este engaño podemos sentir frustación y malhumor que posiblemente será más complicado de superar.
  6. No saber elejarte de gente tóxica: identificar a las personas tóxicas es de las acciones más positivas, eficaces y beneficiosas que puedes hacer. No es fácil, pero cuándo lo haces optienes más placer y bienestar.

Personas medicinales

En este blog y en mi perfil de instagram (@taticortesmarco) hemos hablado muchas veces de personas tóxicas. Os he dado recursos para que podáis identificarlas y aprender a actuar ante sus ataques y sus palabras.

Pero no seria justo hablar siempre de ellas y del daño que nos hacen, sino que es importante hablar de las personas medicinales, personas que nos aportan, nos suman, nos enseñan, nos respetan y nos dan lo que necesitamos.

Por eso este post va por ellos/ellas y para que aprendarmos con quien debemos compartir nuestro tiempo e invertir nuestra energía.

Tu tiempo deberia ser para personas que:

  • Te hagan querer la vida
  • Vean y valoren lo grande que eres
  • Quieran ver tu éxito
  • Agradezcan tu amistad y compañía.
  • Te animen
  • Sumen buenos momentos
  • Estén en los malos momentos sin reproches.

No es fácil encontrarlas pero las hay. Mira a tu alrededor y hazles un hueco. De las demás, despídete, no pueden aportarte nada positivo, y te harán daño (lee todos mis post de personas y gente tóxica, te ayudará a protegerte y a que no te hagan daño sin que te des cuenta)

 

 

Alcanza tu crecimiento personal

Vamos creciendo y madurando a lo largo de nuestra vida. Tenemos la capacidad de adaptación en ocasiones desarrollada según nuestras creencias, principios y valores.

Pero de vez en cuando necesitamos empezar de 0, hacer crecer nuestra autoestima y en medio de esto proceso nos perdemos.

Es importante que tomemos conciencia que cualquier proceso de autoestima requiere de unos pasos evolutivos que empiezan con la fase de autoconocimiento. En este post te dejo la escalera para alcanzar el crecimiento personal que necesitas.

Esta pirámida te ayudará a saber en que momento estás y el proceso que necesitas para obtener bienestar emocional. Los sentimientos y emociones a veces se encuentran desordenados y hay que hacer un trabajo importante y necesario que de bien seguro te va a ofrecer nuevas emociones y satisfacciones.

Cada una de estas fases o escalones, pertenecen a diversos factores emocionales que se necesitan sanear y limpiar para poder seguir alcanzando los otros. Es positivo sanar, poner a un lado lo vivido y superaralo para dejar espacio a lo bueno que está por venir.

Si necesitas ayuda, no dudes en escribirme para que puedas alcanzar tus objetivos y tu crecimiento personal.

info@taticortes.es

No te sientas mal por….

Estos días, las emociones están aflorando a cada momento que pasamos en casa. Nos sentimos más susceptibles que nunca y nos cuesta gestionar las cosas que van pasando y los acontecimientos que van pasando.

Son muchos los motivos y las influencias por las que podemos sentirnos culpables. Y debemos normalizar ese sentimiento en estas circunstancias, porqué todo lo que estamos viviendo son situaciones críticas, emociones que no podemos gestionar sin un entreno previo y en estes caso, a todos nos ha sobrellevado la situación con la emoción.

Nos sentimos mal por, muchas razones, cada uno las suyas, pero en ningún caso hemos de dejarnos influir por los demás, por el caos social y emocional. Lo que está pasando, como os comentaba, es una circunstancia crítica, lastimable y muy preocupante, pero saldremos de ella.

Es una crisi, como un proceso, con un principio y un final, lo que pase es que al no tener el control de cuando va a llegar el final, nos preocupa y nos hace tener más ansiedad de lo que deberíamos, pero en todo caso, todo eso, es normal, y debes vivirlo con calma, controlando tus emociones para aprender a resolverlas de la mejor manera posible.

Así que no te sientas culpable, estás haciendo las cosas lo mejor que puedes y sabes. No tengas prisa por levantarte. No quieras terminar los deberes de tus hijos al mismo dia. Si no sigues todas las rutinas que estan expuestas en Instagram o en alguna red, pues no pasa nada. No importa si algún dia estás con pensamientos negativos, no pasa nada.

Permítete estar de bajón, estar mal, estar con agobio, verte horrible, sentirte fatal por no haber hecho lo que la sociedad nos impone. Lo único es que de este momento aprendas a subir, a levantarte, a ser consciente de que pasará y que es normal tener estos días.

Ánimo, no te rindas, no te culpes, deja fluir, todo pasará, y además, no tengas ninguna duda de que puedes contar contigo.

Besitos

Tati

 

 

 

¿Cambiará la sociedad después de la pandemia?

Mucho se está hablando de cómo cambiaremos las personas después de esta pandemia. Está claro que cualquier interrupción de nuestra vida, nos produce una reflexión, dedicamos unos minutos a pensar en lo que pasará pero a la vez estamos ansiosos de que algo cambie.

Estas últimas semanas preguntaba a los seguidores de las redes y a mis pacientes, que concretaran el ¿qué? es lo que tenían en mente que cambiara. Algunos me decían que vamos a valorar más el contacto con las personas que queremos, otros me comentaban que vamos a aprender a valorar más el presente, el momento y sobretodo con quién lo compartimos.

Es evidente que hay la necesidad de que así sea, pero todos los cambios que hacemos las personas requieren de aprendizaje, acceptación, valoración y modificación.

La sociedad en general ¿creeís que ha tenido tiempo para todos esos procesos? ¿pensais realmente que la sociedad se ha parado a pensar en el qué hay que cambiar y modificar? Es demostrable que no. No habrá cambio a largo plazo, es decir, pasado un tiempo en el que no tengamos restricciones ni limitaciones en salir, en ir, en horarios ni en nada, seremos los de siempre que actuamos como siempre.

A priori, cuando lleguemos a no tener ninguna fase y por tanto se consiga la normalidad, habrá un cambio en los valores y la prioridad de los mismos, pero será temporal, igual que la crisis que estamos viviendo. A la larga, las prioridades y los valores que tan ansiavamos se convertiran en rutina y seguiremos con nuestra vida, la de antes de la pandemia, sin ninguna duda.

El problema será lo que provocará chocar con la realidad. Ahora muchas personas están llenas de esperanza, necesitan ver la luz y se agarran al cambio social, cuando en realidad lo que buscan es un cambio personal y radical de su vida, pero es más fácil y menos complicado esperanzar un cambio de los demás, porqué no implica dolor propio.

Seguramente, cuando preguntáramos a la gente que afirma que ya nada será igual, incidiéramos en concretar ¿qué es lo que crees que va a cambiar? nos dirian aspectos globales como por ejemplo,  la sociedad, la vida, los horarios, los encuentros…. Pero los cambios no son globales y menos en la sociedad que tanto anhelamos modificar y mejorar.

Los cambios en las personas son minúsculos, lentos y a veces invisibles por los demás, con lo cual, es importante no generalizar y sobre todo no autoengañarnos, no crearnos expectativas hacia los demás. Si hay algo que quieres modificar, hazlo desde tus entrañas, porqué quieres y necesitas, por mil motivos y prioridades. Tener la esperanza que algo va a cambiar de forma global y social puede crearnos frustación, desilución, a la vez que hay la posibilidad de desencadenar más ansiedad, depresión, estrés, etc.

Si necesitamos cambios, hagámoslo desde nosotros, desde nuestra realidad, vivencias, entorno e introspección, desde nuestra perspectiva, principios y valores. Poner la esperanza en algo que no depende de nosotros es un error que emocionalmente pagaremos muy caro.

La posibilidad de cambiar es viable, pero no siempre posible sin la motivación que te mueva a hacerlo y la concienciación de la posibilidad del cambio individual.

 

 

6 enfermedades emocionales muy comunes

La mente es la base de nuestro bienestar emocional. Mantener una mente sana, nos ayuda también a estar bien con nosotros mismos y con los demás, es decir, a tener una vida social positiva y sentirnos bien en nuestro dia a dia.

Pero muchas veces no sabemos qué nos pasa y nos encasillamos entrando en un bucle negativo y muy muy tózico. Eso sucede porqué no entendemos y a la vez no sabemos gestionar nuestras emociones, se nos hace un mundo, nos encerramos en nosotros mismos y nos cuesta ver la luz en nuestra oscura cueva.

A continuación, te expongo 6 enfermedades emocionales que puedes identificar en tu estado de ánimo y así poder hacer acciones que te ayuden a mejorar, así mismo, también podrás indentificarlas en los demás y poderles ayudar:

AGRESIVIDAD – Siempre con ganas de discutir, sin razonar. Enfado constante y no solo con una persona sino con la sensación de estar enfadado con el mundo entero.

DEPRESIÓN – Tristeza exagerada y alargada en un periodo de tiempo muy largo y constante. Autoestima baja, sensación de culpa, de sentirse inútil y poco valorado.

PREOCUPACIÓN EXAGERADA – Angustia sin motivo aparente, casi convirtiéndose en obsesión y preguntas compulsivas.

DESCONFIANZA – Preguntas a todas horas, malos pensamientos o negativos, amargura, tristeza, sensación de traición por parte de seres queridos.

EGOISMO – Falta de empatía, y consideración con los demás. Poca importancia de los sentimientos de las personas queridas, e incluso una parte de crueldad en el tono y las palabras utilizadas.

DEPENDENCIA EMOCIONAL – Sentimiento de incapacidad para realizar según qué acciones, la necesidad constante de tener a la persona cerca o controlada para que nosotros mismos podamos hacer algo. Sensación de vacio, tristeza y epatía cuando la persona no está a nuestro lado.

 

Si sientes que tienes algunas de estas sensaciones o emociones, tienes que pedir ayuda para guiarte y orientarte en tu vida, asi mismo, si conoces a personas que actúan como hemos descrito cada enfermedad, el mejor consejo es que asistan a un especialista para poder ayudarles y seguir trabajando para conseguir su bienestar emocional.

Un beso a todos

Tati