¿Vivo con un maltratador psicológico?

Ana tenia 39 años cuando acudió a mi consulta. Vi a una mujer preciosa, humilde, con varias carreras, un buen trabajo, dos hijos y una mochila cargada de buenos y malos momentos, a la vez que vivencias.  Se mostraba fuerte, con un argumento sólido y muy segura de si misma.

A la primera sesión me di cuenta que su mayor problema era el maltrato psicológico de su pareja. No era un comportamiento ni una definición  que ella identificaba, sino que ella misma había normalizado y de la cual no quería darse cuenta.

Cuando se lo comenté, quiso dejar la terapia conmigo, y una vez más, me demostraba con su negación y actitud, el miedo que tenía a su pareja. Pánico a abrir los ojos para ver con quien se había casado. El padre de sus dos hijos.

Pasaron un par de semanas hasta que Ana no vino de nuevo a verme. Lo primero que me pidió fue que le describiera el perfil de un maltratador psicológico. Quería saber como se comportaban que hacían y cómo actuaban  a la vez que cómo hacían sentir a la víctima.

Le conté que no todos los maltratadores se muestran igual, y que jamás actúan así por casualidad, sino que uno de los motivos por los que  los maltratadores maltratan es cuando se sienten inferiores emocionalmente de seres superiores emocionalmente, es decir, cuando estan con una pareja en diferentes niveles culturales, sociales, académicos y/o económicos.

Aquí os dejo algunos de los rasgos de los MALTRATADORES PSICOLÓGICOS

En la sesión, analizamos cada una de las actitudes para que pudiera identificar y relacionar en qué momentos o situaciones se llevaban a cabo estos comportamientos. En el artículo vamos a describir un poco cada una de ellas para que podáis reconocer, a nivel personal, lo mismo que le pasó a Ana.

  • Encantadores al principio de la relación: Se muestran súper amables, educados, enamoran a todo el mundo para hacer quedar de «mala» a la víctima.
  • Intolerantes: Al tener muchos prejuicios no toleran las opiniones de los demás. Cuando la víctima opina y al maltratador no le gusta, frena la conversación, llevando a la manipulación de la misma y tener actitud de dictador y dominante.
  • Chantajistas: utilizan el chantaje emocional, castigan con el silencio, con malas miradas, con la ignorancia. Esto produce una provocación y desorden emocional que lleva a actuaciones no deseadas, pero que el maltratador podrá utilizar a su favor, sin reconocer que él ha provocado la situación y la reacción.
  • Autoritarios y rígidos:  se muestran agresivos verbalmente (con el tono y con la poca vocalización de las palabras). Necesitan constantemente imponer y jamás cambian de opinión. Nunca reconoceran que manda y que su única verdad es la que van a imponer por encima de todo, aunque hagan daño a la víctima.
  • Critican sin hacer autocritica: Tienen su autoestima tan baja y su complejo de inferioridad tan acentuado que siempre critican la actitud de la víctima y aunque ellos hagan lo mismo, jamás lo van a reconocer, porqué su capacidad e inteligencia emocional es escasa.
  • Crueldad e insensibilidad: Son crueles. Buscan hacer daño para fortalecer su ego. Cuando más hundida ven a la víctima más se acomodan a la situación y su ego crece y crece, creyendo, que han ganado la partida. A la vez que actúan con crueldad, son insensibles, aunque la víctima esté llorando, siguen y siguen sin parar. Nunca encuentran (porqué no buscan ni piensan) el momento adecuado para poder argumentar, lo sueltan, sin más, sin dolor.
  • Se ofenden pero ofenden: Cuando intentas dialogar o expresar tu sentir con una persona maltratadora psicológicamente, se ofende, no les gusta, se cierran en banda y pueden dar por finalizada la conversación, negarlo, buscar excusas e incluso decirte que estás loca o que estás mal, cuando ellos mismos han provocado la situación o el sentimiento. Evidentemente eso ofende, y ellos son expertos en ofender y hacer daño.
  • Jamás se arrepienten de lo que hacen o dicen: Igual dicen que sí, pero en el fondo, no se arrepienten porqué su ego es tan grande que no les deja «rebajarse» ni «reconducir» su comportamiento. Podrás notar que se arrepienten, cuando jamás vuelven a hacer o decir lo que te hacen o dicen. Mientras, no hay un arrepentimiento, nunca, no te dejes engañar.
  • Piden y exigen un perdón: Suelen pedir perdón de la misma manera que van al baño, es decir, de forma espontánea, aunque no lo sientan. Lo hacen para volver a generar confianza y quedarse con la conciencia tranquila. Tienen como excusa «ya te pedí perdón». Lo piden pero no lo sienten. En cambio lo exigen, puesto que lo primero que suelen decir, es «pídeme perdón como mínimo» para limpiar la imagen y poder alimentar de nuevo a su ego. Sin el perdón, es como que todavía domina el orgullo.
  • Prometen pero no cambian: Cuando la víctima está harta y actúa de forma contundente, vienen las promesas ficticias, el falso y precipitado perdón, las mil y una cosas que van a cambiar… pero no cambian. Las personas que maltratan psicológicamente, sin una terapia jamás van a cambiar, puesto que es necesario ordenar sus valores, principios y prejuicios.
  • No tienen control emocional: Su forma dictatorial de actuar, hablar e imponer, parece que dominan la situación y quieren tener todo bajo control, puesto que su inseguridad les hace estar en alerta. En el fono son personas sensibles en si mismas pero al no controlar sus emociones, ni tan solo dominarlas, hace que pierdan el control tanto de sus palabras como de sus actuaciones, sobre todo a nivel emocional.
  • Necesidad de controlar y sentirse superiores: Tienen la necesidad de sentirse imprescindibles, le gusta que su víctima le necesite y le pida ayuda. De esta manera tiene el control y puede manipular parte de las acciones de la víctima. Tenerlo todo bajo control les da una falsa seguridad y una creencia equivocada de lo que realmente es el amor o es amar a alguien. Además tienen la necesidad de sentirse superiores, o de dominar y controlar la relación, la situación y su escasa vida emocional. En el fondo no controlan nada y se quedan totalmente solos.
  • Mentirosos y manipuladores de la verdad: Siempre se están justificando, excusando o manipulando las cosas. Cuando les comentas algo que han hecho que no te gusta, pueden manipular tanto la conversación que puedes acabar sintiéndote culpable por algo que no sabes ni de dónde te sale. Es su fin, desconcentrarte para después dominarte.
  • No tienen empatía: La capacidad de ponerse en el lugar de la víctima es nula. Igual en algún momento de la relación si lo han intentado pero no es lo habitual y común, pues su opinión y su sentir es el que tienen que ser y así lo imponen y lo exigen.

 

Si en algún momento has coincidido con alguien que tenga esas características o bien que te haya hecho sentir tan miserable como se sentía Ana, huye, vete de su lado. En ocasiones no es fácil, pero si puedes hazlo.

Ana finalmente optó por la terapia individual y posteriormente en pareja. Analizaron y sanaron la relación, moderando los comportamientos de ambos y reconduciendo acciones tales como el autocontrol, el amorpropio y los valores junto con los prejuicios referentes al respeto y al amor.

La realidad es que la mayoría de personas que conviven con un maltratador psicológico han desencadenado una dependencia emocional que les produce miedo en varios aspectos: a la soledad, a no dejar la relación por los hijos, por el qué dirán, por la família, por la gente, por el dinero….. y la verdad es que es comprensible y hay varias maneras de poder intervenir: se puede hacer terapia individual o terapia de pareja.

Siempre digo que abrir los ojos y ser consciente que has estado con una persona que te hace daño es muy duro, pero se puede trabajar para que ambos miembros de la pareja juntos o separados tengan una relación sana, tanto con ellos mismos como con los demás.

Deseo haberte ayudado y si tenias dudas haberlas aclarado.

Un abrazo

Tati

Consejos para estar y sentirte bien

¡Buenos dias!

En estos tiempos en  los que vamos avanzando hacia una nueva normalidad, es importante hacer actuaciones para estar y sentirnos bien, para generar calma y tranquilidad, y sobretodo para volver y mejorar la vida que teníamos antes que pasara todo esto.

Os dejo la entrevista que me hicieron en Radio Marcha de La Laguna dónde hablamos de consejos para estar y sentirnos bien en pareja.

https://drive.google.com/file/d/1yhHnTZUUikqb3JpPHsoYrrZgaucX_ys_/view

 

Espero que os guste y o sea muy muy útil.

Besos,

Tati

 

3 Errores a evitar durante el divorcio

A día de hoy, el acto de divorcio es uno de los más comunes a nivel social. Se divorian cada vez más parejas y a la vez surgen más problemas a la hora de decidir, ya sea por motivo económico, por los hijos o por varios factores a la vez.

En esta ocasión hablaremos de los divorcios cuando hay hijos. Los niños siempre deberían ser un foco de unión y armonía, pero en muchos casos se convierten en el motivo principal del daño intencionado que se quiere hacer al otro. Eso ocurre cuando hay emociones tóxicas y mal gestionadas por parte de los padres y directamente repercute en los hijos.

Antes que esto suceda, debemos trabajarnos el autocontrol y buscar los recursos que tenemos para poder gestionar estas situaciones y poner énfasi en la conciencia que tomamos cuando los hijos están presentes.

Más que lo que deberíamos hacer, te expongo en este post, lo que se hace y las consecuencias que puede acarrear:

  1.  Utilizar a los hijos como intermediarios o mensajeros: Un error muy común es el de corre-ve-y dile a tu padre/madre esto y lo otro. Para que esto no suceda, busca un canal para poder dialogar y conversar con tu pareja. Los acuerdos no son parte de la función de los hijos. Ellos ya tienen bastante con lo suyo y su proceso.
  2. Explicar a los hijos nuestros problemas con el otro cónyugue: No pongamos a los niños como oyentes de nuestros problemas, intentemos buscar a otras personas que nos escuchen, que tengan potencial madurativo y ningún vínculo emocional con el otro progenitor. Para los niños saber que el padre o la madre está causando daño al otro puede interferir en su relación, no siendo nada positivo para ellos y puediendo causar traumas.
  3. No entender ni comprender el proceso de tristeza de los hijos: A veces, los padres que se divorcian están pasándolo tan mal que se olvidan o bien no comprenden todo el proceso de dolor o tristeza que están pasando los hijos. Sabemos que para todos es un proceso duro, pero no lo hagamos traumático. Para ello es importante hablar, comunicarnos, avanzar y dejar fluir nuestras emociones, pero también la de los niños.

A todo ello, si vemos u observamos comportamientos regresivos en su conducta o en su evolución y madurez, hemos de estar alerta y visitar a un profesional para que pueda gestionar y reconducir la situación, con el objetivo de que el niño no sufra y aprenda a ordenar las emociones después de un proceso tan duro como este.

Tarde o temprano, los niños muestran algun rasgo de rebeldia en su comportamiento cuando han pasado por una separación. Algunos más o menos han sufrido a su manera y es muy importante y positivo que aprendan de la situación y de cómo mejorar su bienestar, para evitar como decía, posibles traumas en su vida.

Si necesitas más información o asesoramiento, puedo ayudarte. Escríbeme:

info@taticortes.es

Un nudo emocional; no se que me pasa

¿Has tenido la sensación de tener un nudo en la garganta, en el estómago, en general un malestar en el cuerpo?, y no sabes porqué o no le puedes poner palabras  a esa sensación tan incómoda!!

La mayoría de personas sabemos distinguir entre las maripositas del enamoramiento, y la incomodidad de tener un nudo que no nos deja vivir. Lo localizamos en diferentes partes del cuerpo.

¿Que significa tener un nudo en el cuerpo?

 

Si sentimos el nudo en la garganta, significa que algo nos estamos callando, o bien que no hay coherencia entre lo que pensamos y hablamos, pues simbólicamente lo que decimos se filtra por la garganta y nos general malestar.

Cuando este malestar es el estómago, en concreto en la boca del estómago significa que es algo que hemos hecho obligados y nos ha producido incomodidad, o simplemente hemos tenido que «tragar» forzadamente y nos genera dolor de estómago, nervios, llorera, etc.

El resultado y el análisi de estos malestares, resaltan sin duda la gestión emocional de la incoherencia entre lo que sentimos, pensamos, vivimos, decimos y hacemos. Este desequilibrio entre un pensamiento y la realidad, nos genera mucho peso en la mochila de las emociones y eso aún afecta más a la gestión de las mismas y al poder de nuestra autoestima.

Intentemos:

  • ser coherentes,
  • aprender a decir no,
  • ser sinceros con nosotros mismos,
  • tener objectivos,
  • actuar con pensamientos sólidos,
  • aclarar nuestros sentimientos,
  • trabajar la autoestima y el autocontrol

De esta manera, todo será más fácil, fluirá mejor nuestra vida y viviremos con más serenidad y mejor gestión de nuestros sentimientos y emociones.

Un beso fuerte

Tati Cortes Marco

 

7 actitudes que destruyen una relación de pareja

Cada vez hay más casos de divorcio o separaciones. Todos sabemos que la convivencia no es fácil y que pasa por diferentes episodios, tanto positivos como negativos. Pero no hablaremos de convivencia en este artículo sino de algunas actitudes que pueden hacer terminar una relación de pareja.

Es obvio que la confianza, el dejar espacio, las diferentes relaciones sociales que cada miembro de la pareja ha de tener, forman parte de los pilares de una buena relación, pero existen otros que pueden variar según cada pareja, y son tantos estos parámetros que la lista seria eterna. Ante todo respeto por todas las actitudes que cada pareja ajena tiene y más que nada tolerancia. En este artículo vamos a ir comentado, las acciones negativas que no deberían formar parte de cualquier relación.

7 actitudes que destruyen una relación de pareja

  1. Infidelidades: Muchas personas no entiendes o valoran el daño que puede hacer esta actitud en una pareja que no la otra parte no lo tolera. Si hay acuerdo, es perfecto porque no hay traición, pero cuando en una pareja la emoción de traición existe, seguramente habrá muchos más problemas (mentiras, celos, desconfianza..) que harán que aquella relación se vaya apagando.
  2. Criticas negativas: Hablar mal del otro delante de la gente, valorar poco a la otra parte, criticar y opinar negativamente de todo lo que hace y dice, hará que la persona vaya generando en su interior un concepto de si misma tóxico que hará disminuir su autoestima y generar emociones negativas de él mismo, destruyendo poco a poco la pareja y su amor propio.
  3. Codependencia: siempre es negativa la dependencia, porque no deja fluir ni generar nuevas emociones. Pero cuando esa relación es más dependiente que otros adjetivos, vale la pena replantearla insitu y no seguir con ella de esta manera, pues lo único que está causando es disminuir nuestro ser y evitando fluirnos como personas.
  4. Amenazas: Se dan cuando hay miedo, ego o imposición. Los tres factores son negativos y no deberíamos permitir en ninguna relación el factor amenaza ya que nos limita emocionalmente y nos va creando una capa protectora que desencadenará muchas de las anteriores actitudes. Debemos actuar libres, sentir libres y ser libres, sin amenazas ni malos hábitos emocionales. En el momento que existe una amenaza hay que hacer saltar la alarma y analizar porqué ha pasado.
  5. Falta de intimidad: El dia a dia muchas veces nos absorbe, pero lo básico es evaluar nuestras prioridades e intereses. La intimidad es esencial en una relación, hay que tener momentos a solas, para habla, reir, llorar, hacer sexo…. cuando la falta de intimidad se apodera de una relación, lo siguiente es el mal humor, desconfianza, malos hábitos sociales, etc. Así que a dedicar unos minutos cada dia a la pareja!!
  6. Mentiras: Son la base de la desconfianza. Cuando hay mentiras empiezan a despertar los signos de alerta permanentes y latentes. Hay que saber porque aquella persona ha mentido, eso ante todo y después encaminar las consecuencias. No se miente porque si, a no ser que tengas una patología, en el factor mentiras hay que analizar muchas cosas y adversidades, así como los comportamientos, reacciones y actitudes de los dos miembros de la pareja.
  7. Poca comunicación: Cuando una pareja no habla, no interactua, no comunica, surgen los problemas de desconfianza, de deducciones equivocadas, de intuiciones erróneas que no lleban a nada positivo. Expresa lo que sientes y lo que necesitas, así no hay duda de ello.

5 consejos para superar los celos

Los celos son sentimientos destructivos que corrompen los lazos de amor y matan nuestras posibilidades de avance en cualquier relación. No podemos vivir con el miedo al que nos somete el fantasma de la posibilidad de perder a nuestra pareja. Relájate. No todo es lo que imaginas; y si lo es, más vale que reflexiones y que decidas hacer algo por tu bienestar y felicidad. ¡Termina de una vez por todas con los celos!

Hay muchos tipos de celos, igual que de reacciones a consecuencia de  ellos: muchas personas lo expresan con ira, con desconfianza, con control, con llanto, con rabia… pero no siempre sucede por motivos externos de la otra parte, sino que en muchas ocasiones, muchos pueden ser los motivos para sentir celos o bien la otra persona no actua en función de tus necesidades emocionales, entonces aparecen factores de celos que hablando o cambiando de actitud se pueden solucionar.

A continuación, te describo 5 consejos que puedes aplicar para superar los celos en la pareja, siempre y cuando la otra parte no te haya dado motivos o hayan sido celos injustificados.

  1. Evita pensamientos negativos: ante todo no desconfies por todo, y si eso te sucede, intenta calmarte y pedir explicaciones sin alterarte. Cuando estos pensamientos sean negativos, tienes que frenar la mente e intetar actuar de manera fria, sin herir ni herirte, para poder escuchar de forma objetiva lo que han de contarte.

  2. No compares tu relación con otras o pasadas: No hay dos personas iguales, con lo cual no tienes que preocuparte ni basarte en temas que ya han pasado. Siempre que compares vas a decantarte por hacerlo negativamente hacia tu lado, así que no compares.

  3. Respeta su espacio con amigos y familia: Intenta expresar que es lo que necesitas; igual un mensaje a su llegada, igual saber quien ha asistido… pide lo que necesitas en estos momentos cuando no está contigo, pero sobretodo respeta su espacio, es la única manera de ir adquiriendo confianza tanto en el otro como en tí.

  4. Comparte lo que sientes; expresa lo que pasa por tu cabeza, tus miedos, tus sentimientos, tus sensaciones cuando te sucede esto… una vez la otra persona sepa como te sientes puede entenderte y hacerte más partícipe de sus sentimentos generándote a tí más seguridad.

  5. Quierete! : es muy bueno que lo hagas en todos los sentidos. Cuando una persona no se quiere ni se valora, lo más probable es que surjan conflictos emocionales muy potentes y dificiles de superar. Trabaja tu autoestima y tu autocontrol para poder superar situaciones desagradables y circunstancias que así lo requieren.