3 Errores a evitar durante el divorcio

A día de hoy, el acto de divorcio es uno de los más comunes a nivel social. Se divorian cada vez más parejas y a la vez surgen más problemas a la hora de decidir, ya sea por motivo económico, por los hijos o por varios factores a la vez.

En esta ocasión hablaremos de los divorcios cuando hay hijos. Los niños siempre deberían ser un foco de unión y armonía, pero en muchos casos se convierten en el motivo principal del daño intencionado que se quiere hacer al otro. Eso ocurre cuando hay emociones tóxicas y mal gestionadas por parte de los padres y directamente repercute en los hijos.

Antes que esto suceda, debemos trabajarnos el autocontrol y buscar los recursos que tenemos para poder gestionar estas situaciones y poner énfasi en la conciencia que tomamos cuando los hijos están presentes.

Más que lo que deberíamos hacer, te expongo en este post, lo que se hace y las consecuencias que puede acarrear:

  1.  Utilizar a los hijos como intermediarios o mensajeros: Un error muy común es el de corre-ve-y dile a tu padre/madre esto y lo otro. Para que esto no suceda, busca un canal para poder dialogar y conversar con tu pareja. Los acuerdos no son parte de la función de los hijos. Ellos ya tienen bastante con lo suyo y su proceso.
  2. Explicar a los hijos nuestros problemas con el otro cónyugue: No pongamos a los niños como oyentes de nuestros problemas, intentemos buscar a otras personas que nos escuchen, que tengan potencial madurativo y ningún vínculo emocional con el otro progenitor. Para los niños saber que el padre o la madre está causando daño al otro puede interferir en su relación, no siendo nada positivo para ellos y puediendo causar traumas.
  3. No entender ni comprender el proceso de tristeza de los hijos: A veces, los padres que se divorcian están pasándolo tan mal que se olvidan o bien no comprenden todo el proceso de dolor o tristeza que están pasando los hijos. Sabemos que para todos es un proceso duro, pero no lo hagamos traumático. Para ello es importante hablar, comunicarnos, avanzar y dejar fluir nuestras emociones, pero también la de los niños.

A todo ello, si vemos u observamos comportamientos regresivos en su conducta o en su evolución y madurez, hemos de estar alerta y visitar a un profesional para que pueda gestionar y reconducir la situación, con el objetivo de que el niño no sufra y aprenda a ordenar las emociones después de un proceso tan duro como este.

Tarde o temprano, los niños muestran algun rasgo de rebeldia en su comportamiento cuando han pasado por una separación. Algunos más o menos han sufrido a su manera y es muy importante y positivo que aprendan de la situación y de cómo mejorar su bienestar, para evitar como decía, posibles traumas en su vida.

Si necesitas más información o asesoramiento, puedo ayudarte. Escríbeme:

info@taticortes.es

¿Cómo no deberían ser las clases del futuro?

A día de hoy, la vuelta a las aulas es una incógnita. Ni los propios mandatarios saben ni cuándo, ni cómo, ni en qué condiciones. La incertidumbre que envuelve a padres, docentes, equipos directivos, ampas etc es tan grande que en algunas ocasiones puede causar ansiedad y descontrol emocional.

No obstante, sabemos que la vida seguirá, que vamos a modificar hábitos, normativa, rátios, metodologías y muchísimos aspectos más que ahora mismo no conseguimos tener en mente pero van a resurgir en función de la adaptación y también de las necesidades que nos encontremos en el día a día.

Somos en general una sociedad adaptativa y hemos demostrado nuestra capacidad de resiliencia durante este confinamiento y en otras adversidades personales que nos han surgido a lo largo de nuestra vida. Seguro que no pensábamos que pasaríamos todo ésto y que además, podríamos avanzar y superarlo de la manera que la gran mayoría lo hemos llevado a cabo.

En realidad, no es la capacidad de resiliéncia ni la adaptación al cambio ni los recursos que me preocupan. Me genera una sensación de intranquilidad el hecho de saber que des de las más altas instituciones nos van a proponer a los docentes, compaginar una metodologia de aprendizaje presencial y online. 

En las aulas de primaria, en algunos centros educativos, ya se aplicaba una manera de enseñar con algunos recursos tecnológicos y si bien es cierto que se ha demostrado la gran eficacia de ésta práctica, también he de mencionar el aumento de la tecnoaddicción durante estos últimos meses de confinamiento.

Con eso quiero decir que, a pesar de la necesidad de potenciar la tecnología como recurso metodológico esencial en primaria y secundaria, cabe diferenciar el estudio exclusivo online del recurso tecnológico en presencia de un/a docente.

Estos últimos 2 meses en mi consulta ha habido un  47% de consultas de padres y madres, relacionadas con las addicciones y la tecnología. Contrasdados los casos y habiendo hablado con los chicos y chicas, se detectaba como addicción a las pantallas. En algunas ocasiones, los usuarios me decian que «los deberes que ponen los profes son online y tenemos que utilizar tablet y/o móbil». A eso me refiero. A masificar a los alumnos de recursos tecnológicos que lo único que van a hacer será fomentar más su addicción.

Algunos compañeros docentes me podréis decir que eso es «culpa de la família» por diversos motivos y las famílias podrán decir que «es culpa de los profes por haber dado ese tipo de deberes».

Creo que, a todo ello nos deberíamos plantear si las actividades que marcaremos los docentes como tecnológicas pueden substituirse por tareas manuscritas. Si es así, es importante fomentar también éste trabajo.

Pensemos que els recursos informáticos y tecnológicos han formado parte de nuestra docencia en los últimos años y que son parte del aprendizaje del futuro, de aquí el éxito de las Universidades Online, gran motor de aprendizaje en muchos sentidos. Pero no por ello, en las primeras edades debemos insertar como parte del aprendizaje, la tecnologia online.

Los alumnos han de conocer otros recursos, otras actividades (manuscritas por ejemplo), manipulables y con conceptos experimentales. No es únicamente la tecnológia un recurso para que los niños y niñas puedan aprender, es un complemento.

Pensemos bien como aplicamos nuestra docencia «en las nuevas aulas» pues podemos generar más addicción, particularmente en la etapa de secundaria precisamente porqué venimos de una tecnoaddicción más acentuada en los últimos meses y eso puede generar más addicción entre los jóvenes. Lo ideal sería una combinación equilibrada de todas las metodologías y recursos para así hacer más rico y variado el aprendizaje que trascenderá en la motivación y éxito de nuestros jóvenes. 

¿Como saber si mi hijo tiene addicción a la tecnologia?

  • Se enfada cuando le quitamos los aparatos tecnológicos.
  • Está muchas horas mirando el móvil o bien a deshoras.
  • Se pasa mucho tiempo en su habitación.
  • Suscripción a sitios inadecuados
  • Usa el móvil en lugares inpropios (WC, en las comidas..)
  • Disminución de la comunicación con la família
  • Bajo rendimiento académico
  • Desmotivación por actividades que solia hacer
  • Cambios en su carácter o en sus emociones
Si existen estos comportamientos, les recomiendo que visiten a un profesional para detectar y poner soluciones a éstos malos hábitos además de no incrementar la patología.
Podéis contactar conmigo en el mail: info@taticortes.es
Os dejo en link de la entrevista por si queréis y os apetece leerla.

¿Es bueno que los niños se aburran?

En estos días encerrados en casa, a los padres y madres nos vienen pensamientos de culpa, de descontrol, de desorganización, de poca serenidad ante la resolución de conflictos, etc.

No vemos que estos días son un examen para ver como lo estamos haciendo y lo hemos hecho hasta ahora en la educación de nuestros hijos. El encierre nos pone a prueba en la gestión de las emociones y en el autocontrol.

Pero aparece casi en todas la familias, el sentimiento de culpa o de preocupación porqué los hijos manifiestan que se aburren. Es normal que se aburran. Muchas horas viendo las mismas paredes, viendo lo mismo, haciendo lo mismo, a pesar de tener una rutina establecida, los niños dicen que se aburren y en los padres surgen los remordimientos y también como os decia, la culpabilidad.

Papá  y mamá, es genial que tu hijo se aburra (de vez en cuando) porqué el aburrimiento, significa que su cerebro se va a activar de forma innata y desarrollará lo que el niño quiera, necesite y reclame.

Deja que tu hijo se aburra, es bueno que lo haga así trabaja estas grandes capacidades:

  • La creatividad
  • La soledad
  • La frutación
  • La gestión de sus emociones

No tengas miedo, ni culpa, afronta que esto puede pasar igual que sucede con el aburrimiento en los adultos, no pasa nada. Déjale su tiempo de aburrimiento (40-60 minutos) y después dialoga con él para que sepa manifestar lo que le pasaba y podamos reconducir la situación.

Ánimo, lo estamos haciendo lo mejor que podemos.

Tati

Consejos Psicológicos para estar en casa

El poco contacto que tendremos estos días con el exterior, puede afectarnos a nivel psicológico y emocional generando un malestar y descontrol en nuestro dia a dia.

A continuación te expongo algunos consejos para poder sobre  llevar mejor estos días de confinamiento en casa y de encierre tanto físico como familiar.

  1. AYUDARNOS . Pensemos que somos un equipo, debemos pedir ayuda y dar ayuda para que todo vaya bien.
  2. NO DEJES LA RUTINA. Planea una rutina diaria, márcate un horario para no desestabilizar tu cuerpo y tu mente.
  3. HAZ EJERCICIO, y si puede ser con música mucho mejor.
  4. LIMITA LA TECNOLOGÍA. Utilízala para mantenerte informado y para tener contacto con tus familiares y amigos, pero no abuses más de la cuenta.
  5. POSITIVISMO. Ten en cuenta que es un proceso, y como proceso, tiene un principio y tambíen por suerte un final, esto pasará y será un recuerdo.
  6. SELECCIONA LA FUENTE. No todo lo que se publica es positivo, selecciona las fuentes de información que utilizas y no te fies de todo lo que leas o escuches estos días, el populismo abusa de la información y no siempre es fiable.

 

Muchos ánimos

Tati

Los castigos y los premios son abusos de poder. ¿Como hacer para que mi hijo me haga caso?

El respesto es la base de cualquier relación. Cuando no hay respeto o se ha perdido es muy difícil establecer de nuevo vínculos emocionales y sobretodo límites.

Hemos hablado en numerosas ocasiones de los límites, de las rabietas, de las consecuencias de la falta de límites, de la sobreprotección, en definitiva de muchas metodologías educativas, que podemos usar los padres y de comportamientos «negativos » que tienen nuestros hijos y por eso actuamos en consecuencia. Pero cuidado, no usemos ni abusemos del poder «imaginario» que nos otorga la edad y el rango educativo de la paternidad para poder destruir las emociones de los hijos.

El castigo, no es la mejor manera de educar a nuestro hijo, pero tampoco lo es el premio a su comportamiento. Ni lo negativo ni lo positivo se debe compensar en castigos o premios. Porque? pues porque el castigo o el premio no provoca un aprendizaje, no influye a largo plazo en lo que aprende el niño, es una compensación momentánea que no sirve de nada, solo de satisfacción o tristeza emociona en el momento en que sucede.

Todo lo contrario pasa con las emociones que se aprenden en el castigo, que estás afectaran directamente en su autoestima, generando problemas futuros como:

  • Utilizar en sus relaciones personales en chantaje emocional.
  • Tener dependencia hacia otras personas que le proporcionen bienestar a cambio de…
  • No valorar el amor, sino lo material.
  • Pensar en hacer algo a cambio de… y no en función de…. (valorar lo material y no lo emocional).
  • Poca valoración de las personas que les quieren.
  • Dar importancia subjetiva a las emociones solo valorar las recompensas.

Castigar es el método más fácil y rápido que tenemos los padres, pero no es el más eficaz, ni a largo ni corto plazo, sobretodo a nivel emocional, pues las heridas emocionales y conductuales son gravísimas.

Y, ¿como les podemos educar para que nos hagan caso, sin castigos ni premios?

  1. No chillar ni castigar sin escuchar primero: Ante una travesura: preguntar que ha pasado, como ha pasado.
  2. Evitar monólogos.
  3. Da tiempo de reflexión.: no te precipites, dejale llorar o expresarse.
  4. Proponer alternativas a su actuación.
  5. La actitud es la incorrecta no el niño.
  6. Observa a su alrededor: con quien está, que ha pasado, que ha hecho?, todo es analizable y tiene un porque.
  7. Evita regañar en público.:  lo mejor es que lo alejes y os quedeis a solas. La actitud no es la que tu consideras correcta pero no estropees su autoestima.
  8. Define las normas que crees que debe cumplir y páctalas.
  9. Relativiza las travesuras
  10. Compénsale con amor, no con algo material.

 

NO TE OLVIDES, TODAS LAS CONDUCTAS QUE REFORZAMOS SE REPITEN, pues el niño quiere llamar la atención de alguna manera y si no puede con conductas positivas lo hará con aquellas que no veamos buenas solo porque necesita nuestra atención directa.

Como actuar ante el divorcio de un hijo

Los divorcios son procesos muy duros, se piensa en los hijos de la pareja, en las consecuencias, pero poco se habla de los padres o abuelos y en realidad su figura también es muy importante. Su comportamiento será esencial tanto en el propio hijo como en el hijo/a politico pues depende de su relación el proceso puede ser o no más largo y complicado.

Pero como deben actuar los padres ante el divorcio de un hijo

-Ofrecer una base neutral y estable. No posicionarse a priori. Evitar preguntas y dejar espacio para poder hablar y actuar. Es importante no presionar.

-No hablar mal del yerno o la nuero y menos delante de los hijos de la pareja. Recuerda que los niños de acuerdan de todo y ellos se hacen su mundo con mucha facilidad.

-Si hay buena relacion con el/la ex es bueno tener contacto y apoyar pero sino, en estos casos es mejor que vosotros como padres empeceis también el proceso de duelo puesto que debereis estar al lado de vuestro hijo o hija.

-Habla de forma serena y responsable a pesar de la tristeza o la pena que puedas sentir. No compadezcas ni sientas lástima por los adultos que se separan, pues en realidad si asi lo han decidido es por y para buscar su felicidad. Es un proceso temporal, el malestar no dura para siempre.

-No compares con otras relaciones o personas cada pareja y relación es única y distinta a las demás. Eso evitará chismes que lo único que hacen son daños innecesarios en estos momentos.