Claves para ser optimista

Ser optimista aporta muchos beneficios a la hora de afrontar las adversidades y tambien de convivir y relacionarte con la gente de tu alrededor; pareja, amigos, compañeros, jefes, hijos…

A la par, que ser optimista es algo innato, pero sin duda se puede trabajar. Los beneficios a nivel personal de ser optimista y positivo son muy enriquecedores, porque acercan a tu bienestar de manera que las consecuencias se van pasando  a los que tienes a tu alrededor, enseñándoles como atender las adversidades y dificultades que aparecen en nuestra vida en diversos ámbitos  y contextos.

Algunas de las actuaciones que puedes hacer para empezar a trabajar este optimismo son las siguientes:

  • No hables de lo negativo. No es un fracaso, es solo una visión.

  • Evita comparaciones. De que te sirven? Mira lo que tu eres y puedes aportar.

  • Mira y entiende la vida como un aprendizaje. Que te aporta tu vida? Estas contento con lo que has conseguido?

  • Rodéate de personas positivas. identifícalas, exprésate con y para ellas, cuidalas y conservalas.

  • Elimina la gente tóxica de tu vida. Eliminar quiere decir eliminar de tu vida, aléjate!

  • No dejes de soñar. Debes tener ilusiones y sueños, pero cuidado con las expectativas, no siempre son buenas y enriquecedoras.

  • Céntrate en el presente: para que pensar en el futuro a largo plazo?

  • No te mientas ni te engañes. Eso solo comporta vivir de manera infeliz.

  • Vive y deja vivir. Pon parcelas entre tu vida y las personas, de esta manera te proteges de lo que pueda venir, pero sin miedo.