Delegar a los hijos, te hará más feliz. Como puedes hacerlo

Muchas madres y padres, quieren complacer a sus hijos en todo. Y en parte es bueno y normal, pero vamos a ponerles límites a los hijos, porque la ausencia de limites provoca mucho malestar en uno mismo, en la pareja y en la familia al completo.

Para tener un rol adecuado, lo mejor es saber que papel tienes adjudicado en la convivencia y así poder delegar y no cargarte con todo el trabajo que no tiene porque corresponderte y/o corresponderos a los padres.

  1. Haz una lista de tus ataduras y presiones: ten claro lo que te agovia y lo que no te deja tu tiempo diario para tus cosas.
  2. Busca el equilibrio; trabajo-familia-ocio-pareja-descanso.
  3. Evita la perfección; tienes que aprender a vivir con el error. No te compares con nadie, ni con tu pareja.
  4. Disfruta de lo que tienes, y vive intensamente el camino que estás siguiendo.
  5. Rodéate de personas que te valoren a tí, no a tus apariencias, ni tus costumbres.
  6. Confórmate con lo que tienes; no puedes vivir pensando en que harías si tuvieras más o si fueras de otra manera.