¿Es bueno que los niños se aburran?

En estos días encerrados en casa, a los padres y madres nos vienen pensamientos de culpa, de descontrol, de desorganización, de poca serenidad ante la resolución de conflictos, etc.

No vemos que estos días son un examen para ver como lo estamos haciendo y lo hemos hecho hasta ahora en la educación de nuestros hijos. El encierre nos pone a prueba en la gestión de las emociones y en el autocontrol.

Pero aparece casi en todas la familias, el sentimiento de culpa o de preocupación porqué los hijos manifiestan que se aburren. Es normal que se aburran. Muchas horas viendo las mismas paredes, viendo lo mismo, haciendo lo mismo, a pesar de tener una rutina establecida, los niños dicen que se aburren y en los padres surgen los remordimientos y también como os decia, la culpabilidad.

Papá  y mamá, es genial que tu hijo se aburra (de vez en cuando) porqué el aburrimiento, significa que su cerebro se va a activar de forma innata y desarrollará lo que el niño quiera, necesite y reclame.

Deja que tu hijo se aburra, es bueno que lo haga así trabaja estas grandes capacidades:

  • La creatividad
  • La soledad
  • La frutación
  • La gestión de sus emociones

No tengas miedo, ni culpa, afronta que esto puede pasar igual que sucede con el aburrimiento en los adultos, no pasa nada. Déjale su tiempo de aburrimiento (40-60 minutos) y después dialoga con él para que sepa manifestar lo que le pasaba y podamos reconducir la situación.

Ánimo, lo estamos haciendo lo mejor que podemos.

Tati