Gestiona tus enfados

Los enfados son la mala gestión de tus emociones. Pero no te asustes, los enfados son normales si son descontralados. En este plan de mejorar tu bienestar, hablaremos de enfados emocionales derivados por el estrés, la ansiedad y todo un sinfin de emociones que nos generamos nosotros mismos.

Pero como siempre digo, de todo se aprende, y de estos enfados podemos extraer mucha información, aprendiendo de ella.

Para aprender de las emociones y saber gestionarles es muy positivo seguir tres pasos:

  1. Identificar las emociones y las reacciones.
  2. Reflexiona sobre tus reacciones.
  3. Aprende de lo que ha ocurrido, de este enfado y de la gestión de las emociones que han derivado a ello.

En esta primera imagen, (que podras encontrar en mi libro) puedes ver los pasos para llegar a la reflexión siguiente.

 

El segundo paso que debes hacer, poco a poco, sin prisa, despacio, a solas, sin influencias y sobretodo con tiempo pasado suficiente para poderlo ver friamente, es lo siguiente:

Y por último el tercer paso, y quizá el más importante dependiendo como hayas gestionado tus emociones. Este paso es sobre lo que has apredido y lo que cambiarías para mejorar la próxima vez que ocurra lo mismo o quizá otro enfado por otro motivo. El aprendizaje es la base del equilibrio de tus emociones y de como gestionarlas.

Una vez hayas podido hacer este ejercicio, habrá llegado el momento de comprender la emoción que te produce el enfado y corregir todo lo que la situación ha producido dolor o daño emocional.

Antes de enfadarte, lo mejor es que notes la emoción que te está generando y sepas frenar, notarás que tu corazón se acelera, que enrojeces, que cierras las manos, que no paras de moverte…. entonces es el momento de frenar, pararte, respirar, irte, comer algo o beber agua, distraer tu mente… y calmarte. No te preocupes, todo es cuestión de práctica!

Además, si tienes dudas o no te ves capaz de conseguirlo solo, y me necesitas, no dudes en consultarme a través del mail: info@taticortes.es