, ,

Mejora la relación con tu hijo

El núcleo familiar que todos los niños tienen está compuestos por referentes adultos, por creencias, por principios y por valores, además de otros factores y componentes que influencian en su crecimiento y desarrollo emocional, cognitivo y social.

Para que una relación padres e hijos sea positiva, fluida y confiada ha de tener como base el respeto, la empatía y el saber escuchar. Además, la comunicación entre ambos tiene cabida cuando hay escucha, puesto que si se sabe escuchar, se puede entender mucho mejor y el crecimiento personal también será positivo y afectivo.

Pero, ¿Como puedo mejorar la relación con mi hijo?

  • Cierra el móvil, la tablet, el ordenador y escúchale.
  • Las normas no son negociables, los pactos y consecuencias si.
  • Cuando esté hablando, deja tiempo para que responda, no vayas con un prejuicio o con una idea, ten la mente abierta.
  • Para hablar con tu hijo, escoge un buen momento, lo que decimos, preparar el terreno, ellos lo hacen.
  • De cualquier tema que pueda incumbir a todos los habitantes de la casa, pide su opinión, no decidas por ellos.
  • Valora lo que te está aportando, su opinión, su punto de vista. No quiere decir que hagas lo que dice, pero su visión, puede ser positiva y en muchos casos más efectiva.
  • Ante cualquier disconformidad en opiniones, mantén la calma, no vale la pena sulfurarte, solo consigues distancia y no aprendizaje.
  • No machaques. Lo que se hizo en el pasado, si está hablado, no hay que recordarlo. Discute del presente, de lo actual, el resto ya pasó. Haz que las cosas resten importancia, no sumen.
  • Mantén conversaciones de temas sociales, emocionales e  importantes, que sean de su interés.
  • Si de una conversación, ves que no disfruta, no prosigas, es mejor cambiar de tema e intentarlo en otro momento.
  • No evites el contacto físico diario, ni las formas educativas: besos, abrazos, caricias, buenos dias, adiós, gracias.