Mi hijo se deja manipular por sus compañeros

Cuando observamos en nuestros hijos conductas de dependencia hacia sus compañeros, ya sea en la escuela o en la práctica de algún deporte etc, tendemos a preocuparnos. Y no es para menos. La dependencia es la falta de Seguridad, autoestima y control que todos tenemos interno y  mostramos en conductas poco positivas puesto que de ésta conducta débil, los demás pueden aprovecharse.

Pero vamos por pasos. Entra en la normalidad social y típico en cada edad que dentro de un mismo grupo de amigos se encuentre un líder, un tímido, un discreto, etc, etc, y esta causa-efecte es positiva para obtener resultados de convivencia y comunicación.

Donde los padres y profesionales vemos el problema es cuando en este grupo hay algún miembro que actúa de forma negativa y nuestro hijo se deja llevar o bien depende del criterio de este dominador y siga sus pasos obteniendo resultados emocionales muy negativos y preocupantes. En este caso, denominamos a este niño que no actúa por sus intereses y se deja llevar, como niño pasivo.

Si observamos a nuestro hijo en comportamientos pasivos, o consideramos que no está actuando como normalmente se muestra en casa y conocemos su comportamiento debemos tener en cuenta varias alarmes:

  • No hace nada por su cuenta.
  • No le gusta ir a ningún sitio solo.
  • Se muestra triste y con desinterés para todo.
  • No comunica sus sentimientos.
  • Cuenta poco o nada de fuera del hogar.

Estas señales, nos alertan que alguna cosa está pasando en su entorno, y debemos observar como actúa el y nosotros como padres actuar en consecuencia. Las actuaciones que podemos hacer antes de intervenir psicopedagogicamente serian las siguientes:

  • Hacer con el una lista de deseos y procurar que dentro de una lógica puedan cumplirse.
  • Preguntarle porque antes hacia ciertas actividades y desde un tiempo aquí no las hace.
  • Fomentar su autoestima y Seguridad en si mismo.
  • Procurar que se mantenga sereno y fuerte delante las peticiones de los demás.
  • Asegúrate que todo lo anterior está claro.

Pero sobretodo, si ves que estas actitudes perduran más de 4-5 meses, acude a un profesional para que trabaje el autoestima y la Seguridad en si mismo. Este Trabajo es la base para obtener Seguridad y éxito personal tanto en niños como en adolescentes.

 

Ante todo hemos de ver las características de los niños y de los padres de hoy:

¿Como son nuestros hijos?

  • Sensibles y perceptivos.
  • Están informados e informatizados creando dependecia hacia la tecnologia.
  • No saben esperar y pocas veces respetar.
  • Les cuesta aceptar la autoridad del adulto.
  • Buscan y necesitan explicaciones para todo.
  • Estan mal estimulados puesto que los recursos que se han enseñado no son los adecuados.

¿Como somos los padres de hoy?

  • Nos sentimos mal por el hecho de trabajar y dedicar menos horas a los niños.
  • Estamos mas informados pero tenemos más dudas.
  • En ocasiones no consideramos la jerarquia de família.
  • No nos gusta el modelo de crianza de nuestros padres/abuelos y queremos modificarlo sin bases emocionales establecidas.
  • Sentimos más inseguridades por el qué diran.
  • Muchas padres permiten que los hijos les griten y peguen (aunque sea en broma) y esto no es un juego.
  • Anteponemos las necesidades del niño respeto a las nuestras dando un papel protagonista que no procede.

Muchos no estareis de acuerdo con todas estas descripciones pero os puedo assegurar que un porcentage importante de familias sufre por estas bases denominadas poco sólidas.

Aúnque podamos ver las necesidades familiares, no hay una receta única para educar, puesto que la variedad de famílies y características personales de los niños, padres y entorno social son distintas, pero si que hay una base importante a tener en cuenta: TODOS LOS NIÑOS NECESITAN LÍMITES, DISCIPLINA, ORDEN Y RUTINAS, puesto que esto les da la Seguridad emocional que necesitan.

Debemos enseñar a los niños el respeto por ellos mismos y por los demàs, evitando que el niño consiga lo que quiera sin esfuerzo y sin reirle sus gracias cuando en realidad no hay educación.

Para conseguir un mundo mejor, hemos de insistir en poner normes en el hogar (la casa no es un hotel), hacer niños responsables y seguros. Esto solo se consigue cuando los son los padres y tienen un buen modelo. No es facil, porque nos derretimos en cualquier petición pero hay que conseguirlo porque solo así podemos ayudarles.

Bien es verdad que en ciertas edades los padres dan todo por perdido, y es por eso que cuando las normas no estan establicidas antes de los 6 años, después de esa edad es difícil poner un orden y disciplina para cambiar los roles y las costumbres, pero una alternativa muy eficaz es hacer coaching familiar. Con pocas sesiones familiares podeis liberar muchos malos hábitos y conseguir una excelente convivencia.